miércoles, 25 de marzo de 2009

NO PODEMOS SER COMO LOS DEMÁS

DEDICADO A LOS JOVENES DE NUESTRA IGLESIA DE ARTE DE JOSE Y YOLI

Hemos de ajsta en obediencia perfecta nuestra vida a los principios bíblicos. Unirse en yugo desigual con infieles, por supusto y en primertérmino, significa cometer la temeridad de contraer matrimonio con quines no reconocen el señorío de la Palabra de Dios en su vida. Esto siempre conlleva consecuencias desastrosas. Somos Hijos de Dios, tanto en el templo y en la hora del culto como en el trabajo y en la escuela, en la hor de las decisiones y compromisos. Si hemos sido regenerados y nos hallamos en el camino de la voluntad de Dios, entonces estamos en un proceso de santificación gradual, permanete. "Andad como hijos de luz". No podemos mirar con sonrisa lo que los ojos de Dios miran con censura. Perfeccionar la satidad en el temor de Dios significa, sencillamente, renovar día tras día nuestra lealtd y dedicación al que nos ha redimido. Limpiarnos de contaminaciones carnales demanda no permitirnos todo cuanto la viej naturaleza que en nosotros previve codicia y pretende. Negarnos a nosotros es decirnos no cuando el Espíritu de santidad dice no.

Oración: Quiero, Señor, vivir cmo es digno de ti. Ayúdame.

De parte de vuestros líderes os amamos mucho en el nombre del Señor, ánimo, adelante, vosotros podéis. Bendiciones Jose y Yoli

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada