martes, 21 de mayo de 2019

CAMINAD EN AMOR


CAMINAD EN AMOR
“Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante”, Efesios 5:2
Cuán importante es el amor en nuestra vida y cuando hablamos de amar, viene de inmediato a nuestra mente las personas que nos agradan, simpatizan y aman, familia y amigos, pero Jesús dijo “Porque si amáis a los que os aman, ¿qué mérito tenéis? Porque también los pecadores aman a los que los aman. […] Amad, pues, a vuestros enemigos, y haced bien, y prestad, no esperando de ello nada.” (Lucas 6:32-35). Este mensaje no es nada simpático, va en contravía a nuestros sentimientos, porque no es fácil amar a quienes nos han hecho daño, pues lo primero que sentimos es una sed de venganza, y el Señor Jesús sabe cuál es nuestra naturaleza, y el amor que él demanda de nosotros no proviene de los sentimientos sino de nuestra voluntad, amar es una decisión.
Hoy traiga a su mente las personas que lo han vituperado, que lo han menospreciado o han herido su alma y tome la decisión de amarlos en obediencia a Cristo, “y será vuestro galardón grande, y seréis hijos del Altísimo; porque él es benigno para con los ingratos y malos” (Lucas 6:35b). El amor requiere sacrificio y entrega, por eso Dios entregó a su hijo por la humanidad. “El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, más se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará” (1 Corintios 13:4-8).
Hermano, qué perfecto amor nos describe la Biblia, es el amor de Dios que ha sido derramado en nuestro corazón, con el cual debemos amar a nuestro prójimo, sea simpático y sea repelente, de igual manera lo debemos amar, solo así podemos decir: caminamos en el amor de Cristo, el mismo amor con el que Él nos amó primero.  Oración
"Amado Padre cuántas veces me he sentido tentado a ira, a la impaciencia y a veces hasta vengarme, pero viene a mí tu Palabra y tu Santo Espíritu me recuerda que debo amar a mis enemigos, entonces llego ante ti humillado implorando tu perdón y reconociendo que debo hacer tu voluntad, que de tu amor debo saciarme para amar con tu perfecto amor y ser ofrenda de olor fragante. Te amo Señor. Amén. Difundiendo el mensaje de Jesucristo.
¡Hasta lo último de la tierra! Usa tus redes sociales para ese propósito.
Resultado de imagen de Imagenes de pueblos en acantilados

lunes, 20 de mayo de 2019

DESECHANDO EL VIEJO VESTIDO


DESECHANDO EL VIEJO VESTIDO
“En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, y renovaos en el espíritu de vuestra mente, y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad. Por lo cual, desechando la mentira, hablad verdad cada uno con su prójimo; porque somos miembros los unos de los otros”, Efesios 4:22-25
Muchos vivimos un pasado lleno de iniquidades, tormentoso y doloroso, que lacera nuestro corazón, cargas que pesan, cosas que aun sabiendo que no convienen las seguimos haciendo; ahí es donde Pablo nos exhorta a despojarnos de ese viejo hombre que está viciado conforme a los deseos engañosos, como quien se quita un vestido sucio y toma de su closet uno limpio para vestirse nuevamente. Entre tanto no nos despojemos de la vieja vestimenta, no podremos vestirnos de lo nuevo que es creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.
El creyente tiene que aprender a reemplazar muchas cosas en su diario caminar, en primer lugar despojarse de su “yo”, ese egoísmo tan enseñoreado en el ser humano; debe crucificarlo en la cruz, así como también lo enseñó Pablo: “Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí” (Gálatas 2:20a), es morir a nuestra naturaleza pecaminosa y dejar que Cristo resplandezca en nosotros con su carácter manso y apacible.
Seguidamente Pablo nos enseña maneras prácticas acerca de cosas viejas que debemos sustituir: la mentira por la verdad, la ira y el enojo por la misericordia y la amabilidad, el hurto por el trabajo, las palabras corrompidas por las palabras sabias que sirva para edificación de los oyentes, el resentimiento por el perdón, la auto conmiseración por la autoestima; esto es renovar la mente y como él lo enfatiza: vestíos de amor que es el vínculo perfecto, pues somos miembros los unos de los otros.
Hermano, no hay excusas válidas para no abandonar nuestros viejos hábitos que nos quitan el sosiego y no nos dejan vivir una vida de santidad y de agrado a Dios.  Oración.
"Amado Padre, soy llamado a desechar todo lo malo que hay dentro de mí, examíname oh Dios y quita de mí: peleas, lides, contiendas, egoísmo, vanidad, mentira, ira, enojo, gritería maledicencia. Quiero vestirme del nuevo hombre creado a tu imagen y semejanza, vivir en santidad y honra para ti. Amén.   Difundiendo el mensaje de Jesucristo.
¡Hasta lo último de la tierra! Usa tus redes sociales para ese propósito.
Resultado de imagen de imagenes de cataratas del mundo

domingo, 19 de mayo de 2019

REVELACIÓN DADA POR EL ESPÍRITU SANTO


REVELACIÓN DADA POR EL ESPÍRITU SANTO
Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman. Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios", 1 Corintios 2:9-10
Todos recibimos mucha información a través de nuestros ojos y oídos, pero Pablo nos dice que hay ciertas cosas que no podemos dilucidar por medio del ojo y del oído humano. Además, dijo, "Ni han subido al corazón del hombre", o sea, no por medio de la imaginación, del pensamiento, de la reflexión o el raciocinio se han concebido. En otras palabras, hay ciertas cosas que uno nunca puede obtener por medios humanos.
Ahora, las cosas que Dios ha preparado para aquellos que le aman, sólo el Espíritu de Dios se las puede enseñar. Hay textos en la Biblia donde se puede aprender historia, poesía, oraciones, etc., pero las verdades espirituales, los secretos de Dios son manifiestas por medio del Espíritu, sólo Él las puede revelar, sólo Él las enseña acomodando lo espiritual a lo espiritual.
Jesús dijo, "Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir. El me glorificará; porque tomará de lo mío, y os lo hará saber " (Juan 16:13-14). Estamos seguros que hasta que el Espíritu de Dios no nos revele las cosas de Cristo, viviremos vidas vacías.
Corresponde iniciar esa relación íntima con Dios, creyendo en el Señor Jesucristo como Salvador, depositando la fe y confianza en Él y en la validez de su sacrificio en la cruz. Entonces, recibiremos la poderosa influencia del Espíritu Santo, quien nos irá transformando en la persona que Él quiere que seamos y nos dirá qué tenemos que hacer.  Oración.
"Amado Padre, guarda mi corazón de la vanagloria, de ser sabio en mi propia opinión, porque sólo tu Santo Espíritu, que conoce lo profundo de ti, me puede revelar tu conocimiento y tu sabiduría, pues es inalcanzable por medio de la instrucción humana únicamente. En ti deposito toda mi confianza y mi amor para recibir tu revelación. Amén.  Difundiendo el mensaje de Jesucristo.
¡Hasta lo último de la tierra! Usa tus redes sociales para ese propósito.
Resultado de imagen de Imagenes de acantilados

sábado, 18 de mayo de 2019

PREDICAD CON LA SABIDURÍA DE DIOS


PREDICAD CON LA SABIDURÍA DE DIOS
“Así que, hermanos, cuando fui a vosotros para anunciaros el testimonio de Dios, no fui con excelencia de palabras o de sabiduría. Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a este crucificado. Y estuve entre vosotros con debilidad, y mucho temor y temblor; y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder, para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios”, 1 Corintios 2:1-5
Pablo salió de Atenas para ir a Corinto y halló a un judío llamado Aquila, recién venido de Italia con Priscila, su mujer, y se quedó con ellos, pues trabajaban juntos haciendo tiendas. Allí permaneció por más de un año y medio, entregado por entero a la predicación de la palabra, testificando a los judíos que Jesús era el Cristo.
Pablo era un hombre muy letrado que podía usar elevados términos filosóficos y exponer seductoramente, pero no usó ese léxico, ni la sabiduría humana para enseñar el Evangelio, tomó una posición de humildad, la que hoy hace falta a muchos predicadores, por eso dijo: “me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo”. El centro de su predicación era Jesucristo y su obra redentora, no lo que los corintios querían escuchar. Él ya sabía que los judíos pedían una señal, y los griegos buscaban sabiduría (1 Corintios 1:22), pero él predicaba con la sabiduría de Dios.
La frase: “No saber entre vosotros cosa alguna” significa colocarse al nivel de los demás, tener una mente abierta al nuevo aprendizaje. Pablo sabía que su necesidad y sus limitaciones lo hacían débil y temeroso, por lo cual no se apoyó en sus dotes intelectuales, ni en la más expresiva oratoria, sino en el poder del Espíritu Santo.
Hermano, hoy el mundo requiere de hombres como Pablo, diligentes y obreros aprobados que no tengan de qué avergonzarse y que usan bien la palabra de verdad (2 Timoteo 2:15). Aunque la sabiduría de Dios no es reconocida en esta época, el Espíritu de Dios te usará para hacer demostraciones de su poder, por eso sólo fundamenta tu fe en el poder de Dios.   Oración.
"Señor, con humildad me rindo en tu presencia, ayúdame para que de mis labios no broten palabras de humana sabiduría, sino que cada uno de mis dichos sea como un bálsamo a los oyentes, que edifiquen, consuelen y se persuadan a seguir tu camino. Tú eres el Cristo que murió y resucitó para darnos vida eterna, y esa vida sólo está en ti. Gracias Señor, amén. Difundiendo el mensaje de Jesucristo.
¡Hasta lo último de la tierra! Usa tus redes sociales para ese propósito.
Resultado de imagen de imagenes de geranios de colores

viernes, 17 de mayo de 2019

LA SOLEDAD DEL SER HUMANO


LA SOLEDAD DEL SER HUMANO. 
"Mírame, y ten misericordia de mí, Porque estoy solo y afligido. Las angustias de mi corazón se han aumentado; sácame de mis congojas. Mira mi aflicción y mi trabajo, y perdona todos mis pecados.", Salmo 25:16-18
A medida que el tiempo ha pasado, los ideales de la familia han cambiado, anteriormente se veían hogares numerosos, pero hoy las familias cada vez son más pequeñas y muchas son unipersonales, esto ha generado cambios en todos los aspectos, que dejan interrogantes sobre lo que significa la soledad en el mundo contemporáneo.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) dice: "Aumentó la prevalencia de los trastornos relacionados con depresión y ansiedad. Esto se ve cada vez más en personas jóvenes, en mujeres también, sobre todo en los trastornos depresivos. Es un aumento bastante notable", y esto está ligado en algunas situaciones a casos de suicidio, pues al menos 300 millones de personas en el mundo sufren de depresión.
Hoy estamos en un continuo acelere, contamos con muy poco tiempo para nuestro propio cuidado, tenemos muchas preocupaciones, tristezas, cansancio, la vida ocurre demasiado rápido, no tenemos tiempo para disfrutar con la familia y amigos, y peor aún caminamos lejos de Dios.
Qué dura realidad vivimos, pues todos tenemos momentos donde nos sentimos abandonados y solos y muchas veces esto ocurre cuando estamos rodeados por personas y creemos que nadie nos entiende. La Biblia está llena de promesas que nos afirman que Dios no nos deja en ningún instante. David conocía al Dios Todopoderoso que está presente en todas partes, con todo su ser, en todo momento; allí desnuda su alma de sus congojas y aflicciones, porque sabe que sólo Él da la paz y sosiego que el corazón requiere. Aún si los seres más amados se han ido, él dice: “Aunque mi padre y mi madre me dejaran, con todo, Jehová me recogerá” (Salmo 27:10). El Señor Jesucristo llena la soledad del ser humano con su incomparable amor.
Hermano no estás solo, “Jehová está en medio de ti, poderoso, él salvará; se gozará sobre ti con alegría, callará de amor, se regocijará sobre ti con cánticos” (Sofonías 3:17).  ración.
"Amado Dios, hoy mis momentos de soledad no son de aflicción, son una oportunidad para elevar mi corazón y mi alma a ti, para entrar en intimidad y regocijo contigo, saciarme de tu amor y expresarte mi más sentida adoración. Te amo Señor, amén. Difundiendo el mensaje de Jesucristo.
¡Hasta lo último de la tierra! Usa tus redes sociales para ese propósito.
Resultado de imagen de imagenes de orquideas hermosas

jueves, 16 de mayo de 2019

ID Y HACED DISCÍPULOS

ID Y HACED DISCÍPULOS
 “Y Jesús se acercó (a los discípulos) y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.”, Mateo 28:18-20
Jesús después que resucitó, permaneció con sus discípulos 40 días, tiempo de regocijo para ellos al tener a Jesús con ellos de nuevo. Pero Jesús debía regresar al Padre, ya había preparado a sus discípulos y procedió a dar las últimas instrucciones, el plan y estrategia de Dios para alcanzar al mundo para él.
El Señor Jesús tiene toda autoridad en el cielo y en la tierra, a quien los creyentes le debemos sometimiento y obediencia, por esto dio la orden “id y haced discípulos a todas las naciones”, o sea que tenemos que ir a buscar a los inconversos, salir de la zona de confort y llevar las buenas noticias de salvación. Hacer que las personas nazcan de nuevo por la fe en el Señor Jesucristo.
La tarea encomendada es de todos, el hacer discípulos es enseñar la obediencia de los mandamientos de Cristo. La obediencia nos sitúa en el camino correcto y es el centro de la Gran comisión. Sin obediencia, un creyente nunca va a madurar, ni ser capaz de hacer de otros sus discípulos. Jesús dijo: “Si me amáis, guardad mis mandamientos” (Juan 14:15). La obediencia es el sello del verdadero discípulo que ama a Jesús. Sí obedecemos el Señor nos promete permanecer con nosotros, hasta el fin del mundo.
La gran comisión es el plan de Dios para edificar su iglesia. Nuestro trabajo, dado por Dios, es de alcanzar a las naciones, pues la salvación y vida abundante que hemos recibido debe ser compartida a todos los que viven sin Cristo.
Sabemos que el mundo está ávido de Dios, el vacío del corazón del hombre clama con ansia su presencia; y como dijo el etíope a Felipe: “¿Y cómo podré, si alguno no me enseñare?” (Hechos 8:31), por tanto, es apremiante el trabajo de comunicar el mensaje de salvación.
Hermano, pidámosle a Dios amor por los perdidos, y su guía para alcanzar a muchos para Cristo, pues es un compromiso con Dios. Probablemente no será fácil, pues se requiere de fidelidad y una búsqueda continua de Dios, pero en su nombre nos haremos pescadores de hombres. 
Oración.
"Amado Dios, sé cuánto amas al mundo entero, y quieres que todos oigan y conozcan cuánto los amas, no quieres que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento, por eso llevaré tu mensaje de salvación a quienes me rodean, para mostrar tu eterno amor y para que guarden tus mandamientos. Te amo Señor, amén. Difundiendo el mensaje de Jesucristo.
¡Hasta lo último de la tierra! Usa tus redes sociales para ese propósito.


 “Y Jesús se acercó (a los discípulos) y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.”, Mateo 28:18-20
Jesús después que resucitó, permaneció con sus discípulos 40 días, tiempo de regocijo para ellos al tener a Jesús con ellos de nuevo. Pero Jesús debía regresar al Padre, ya había preparado a sus discípulos y procedió a dar las últimas instrucciones, el plan y estrategia de Dios para alcanzar al mundo para él.
El Señor Jesús tiene toda autoridad en el cielo y en la tierra, a quien los creyentes le debemos sometimiento y obediencia, por esto dio la orden “id y haced discípulos a todas las naciones”, o sea que tenemos que ir a buscar a los inconversos, salir de la zona de confort y llevar las buenas noticias de salvación. Hacer que las personas nazcan de nuevo por la fe en el Señor Jesucristo.
La tarea encomendada es de todos, el hacer discípulos es enseñar la obediencia de los mandamientos de Cristo. La obediencia nos sitúa en el camino correcto y es el centro de la Gran comisión. Sin obediencia, un creyente nunca va a madurar, ni ser capaz de hacer de otros sus discípulos. Jesús dijo: “Si me amáis, guardad mis mandamientos” (Juan 14:15). La obediencia es el sello del verdadero discípulo que ama a Jesús. Sí obedecemos el Señor nos promete permanecer con nosotros, hasta el fin del mundo.
La gran comisión es el plan de Dios para edificar su iglesia. Nuestro trabajo, dado por Dios, es de alcanzar a las naciones, pues la salvación y vida abundante que hemos recibido debe ser compartida a todos los que viven sin Cristo.
Sabemos que el mundo está ávido de Dios, el vacío del corazón del hombre clama con ansia su presencia; y como dijo el etíope a Felipe: “¿Y cómo podré, si alguno no me enseñare?” (Hechos 8:31), por tanto, es apremiante el trabajo de comunicar el mensaje de salvación.
Hermano, pidámosle a Dios amor por los perdidos, y su guía para alcanzar a muchos para Cristo, pues es un compromiso con Dios. Probablemente no será fácil, pues se requiere de fidelidad y una búsqueda continua de Dios, pero en su nombre nos haremos pescadores de hombres.
Oración.
"Amado Dios, sé cuánto amas al mundo entero, y quieres que todos oigan y conozcan cuánto los amas, no quieres que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento, por eso llevaré tu mensaje de salvación a quienes me rodean, para mostrar tu eterno amor y para que guarden tus mandamientos. Te amo Señor, amén. Difundiendo el mensaje de Jesucristo.
¡Hasta lo último de la tierra! Usa tus redes sociales para ese propósito.
Resultado de imagen de imagenes de halcones

miércoles, 15 de mayo de 2019

EL CRISTIANO VIVE POR FE

EL CRISTIANO VIVE POR FE, NO POR VISTA.  Hebreos 11:29-30
Por la fe el pueblo cruzó el Mar Rojo como por tierra seca; pero cuando los egipcios intentaron cruzarlo, se ahogaron. Por la fe cayeron las murallas de Jericó después de haber marchado el pueblo siete días a su alrededor.
Cuando el pueblo de Israel llega al mar Rojo, su situación es sumamente difícil. Frente a ellos está el mar. Detrás de ellos viene faraón con su ejército listos para asesinarlos y regresarlos a la esclavitud. En otras palabras, estaban contra la espada y la pared. No podían hacer nada. Ya no había camino para seguir y el ejército los alcanzaría pronto. ¿Qué hicieron los israelitas? ¿Confiar en Dios? ¿Recordar los milagros que habían presenciado antes de la salida? No. Reclamaron a Moisés. Incluso decían que hubieran preferido morir bajo la esclavitud en Egipto que libres en el desierto. Una verdadera tristeza. No había pasado mucho tiempo y ya se habían olvidado de las grandes manifestaciones del Señor.
En la historia de Jericó encontramos algo similar. Jehová les anuncia que es tiempo de entrar en la tierra prometida, sin embargo, tienen frente a ellos una de las mejores ciudades amuralladas que jamás haya existido. ¿Cómo lo van a lograr? Tiene Jericó un ejército que los supera. Recuerda que venían de estar en el desierto por cuarenta años. Obviamente no esperaban que la tierra prometida estuviera ocupada. Imagino que estaban esperando llegar y entrar. Sin embargo, hay una gran muralla protegida por un fuerte ejército que los separa entre su destino y ellos. Nuevamente vemos una situación de estar frente a la espada y la pared.
Sin embargo, el pasaje nos dice que el pueblo cruzó el Mar Rojo por tierra seca y que las murallas de Jericó cayeron. Por fe nos dice la biblia. ¿Fe? ¿No se quejaron cuando llegaron a estos momentos críticos? ¡Por supuesto que se quejaron! Pero Moisés y Josué tuvieron fe y se mantuvieron firmes para guiarlos por el camino de Dios. Es normal tener miedo y dar el paso de fe. Es normal cuestionarnos cómo pueden mejorar las cosas cuando estamos frente a la espada y la pared. Lo que no está bien es quedarnos ahí quejándonos y buscando soluciones por nuestra cuenta. Tu deber, si realmente quieres agradar a Dios y crecer espiritualmente, es tener fe y dejar que Él tome el control por completo y sea Él quien divida el mar y derrumbe las murallas para que puedas cruzar sin ningún problema. ¿Lo puedes entender? Moisés y Josué no hicieron ningún trabajo militar ni planearon una estrategia única. ¡Simplemente obedecieron la voz de Dios! Me encantan las palabras de Moisés en Éxodo 14:14 que dicen: Jehová peleará por vosotros, y vosotros estaréis tranquilos. ¿Sabes qué es la fe puesta en acción? Dejar que Dios pelee las batallas por ti. Es confiar en Él y no en ti. Es caminar detrás de Él y dar cada vuelta en donde Él de vuelta para no separarte ni un momento sin importar que haya murallas o mares que cruzar pues sabes que, de alguna forma u otra, Él se encargará de llevarte al destino final.
Oración
Padre: no quiero vivir quejándome y cuestionando lo que me pasa. Quiero cambiar y vivir por fe. Quiero entregarte mi vida y dejarte trabajar. Hoy quiero ver cómo abres los mares y derrumbas murallas en mi vida. Toma el control mi Dios. Te lo pido en el nombre de Jesucristo. Amén. Difundiendo el mensaje de Jesucristo.
¡Hasta lo último de la tierra! Usa tus redes sociales para ese propósito.

, NO POR VISTA.  Hebreos 11:29-30
Por la fe el pueblo cruzó el Mar Rojo como por tierra seca; pero cuando los egipcios intentaron cruzarlo, se ahogaron. Por la fe cayeron las murallas de Jericó después de haber marchado el pueblo siete días a su alrededor.
Cuando el pueblo de Israel llega al mar Rojo, su situación es sumamente difícil. Frente a ellos está el mar. Detrás de ellos viene faraón con su ejército listos para asesinarlos y regresarlos a la esclavitud. En otras palabras, estaban contra la espada y la pared. No podían hacer nada. Ya no había camino para seguir y el ejército los alcanzaría pronto. ¿Qué hicieron los israelitas? ¿Confiar en Dios? ¿Recordar los milagros que habían presenciado antes de la salida? No. Reclamaron a Moisés. Incluso decían que hubieran preferido morir bajo la esclavitud en Egipto que libres en el desierto. Una verdadera tristeza. No había pasado mucho tiempo y ya se habían olvidado de las grandes manifestaciones del Señor.
En la historia de Jericó encontramos algo similar. Jehová les anuncia que es tiempo de entrar en la tierra prometida, sin embargo, tienen frente a ellos una de las mejores ciudades amuralladas que jamás haya existido. ¿Cómo lo van a lograr? Tiene Jericó un ejército que los supera. Recuerda que venían de estar en el desierto por cuarenta años. Obviamente no esperaban que la tierra prometida estuviera ocupada. Imagino que estaban esperando llegar y entrar. Sin embargo, hay una gran muralla protegida por un fuerte ejército que los separa entre su destino y ellos. Nuevamente vemos una situación de estar frente a la espada y la pared.
Sin embargo, el pasaje nos dice que el pueblo cruzó el Mar Rojo por tierra seca y que las murallas de Jericó cayeron. Por fe nos dice la biblia. ¿Fe? ¿No se quejaron cuando llegaron a estos momentos críticos? ¡Por supuesto que se quejaron! Pero Moisés y Josué tuvieron fe y se mantuvieron firmes para guiarlos por el camino de Dios. Es normal tener miedo y dar el paso de fe. Es normal cuestionarnos cómo pueden mejorar las cosas cuando estamos frente a la espada y la pared. Lo que no está bien es quedarnos ahí quejándonos y buscando soluciones por nuestra cuenta. Tu deber, si realmente quieres agradar a Dios y crecer espiritualmente, es tener fe y dejar que Él tome el control por completo y sea Él quien divida el mar y derrumbe las murallas para que puedas cruzar sin ningún problema. ¿Lo puedes entender? Moisés y Josué no hicieron ningún trabajo militar ni planearon una estrategia única. ¡Simplemente obedecieron la voz de Dios! Me encantan las palabras de Moisés en Éxodo 14:14 que dicen: Jehová peleará por vosotros, y vosotros estaréis tranquilos. ¿Sabes qué es la fe puesta en acción? Dejar que Dios pelee las batallas por ti. Es confiar en Él y no en ti. Es caminar detrás de Él y dar cada vuelta en donde Él de vuelta para no separarte ni un momento sin importar que haya murallas o mares que cruzar pues sabes que, de alguna forma u otra, Él se encargará de llevarte al destino final.
Oración
Padre: no quiero vivir quejándome y cuestionando lo que me pasa. Quiero cambiar y vivir por fe. Quiero entregarte mi vida y dejarte trabajar. Hoy quiero ver cómo abres los mares y derrumbas murallas en mi vida. Toma el control mi Dios. Te lo pido en el nombre de Jesucristo. Amén. Difundiendo el mensaje de Jesucristo.
¡Hasta lo último de la tierra! Usa tus redes sociales para ese propósito.
Resultado de imagen de imagenes de aguilas volando

martes, 14 de mayo de 2019

PROSIGO A LA META


PROSIGO A LA META
"Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús", Filipenses 3:13-14
El apóstol Pablo nos dice que, para vivir una vida con gozo, y que glorifique a Dios, hay que olvidar lo que quedó atrás. Aquí la palabra “olvidar” significa en el griego: “descuidar intencionalmente”. En otras palabras, Pablo nos dice que debemos de esforzarnos en olvidar acontecimientos de nuestro pasado, pues muchos nos quedamos viviendo en ellos y esto nos impide avanzar. El pasado de Pablo estaba repleto de cosas de las cuales él estaba avergonzado, causó mucho dolor con la persecución a muerte de los cristianos. Nos puede pasar a nosotros, es posible que llevemos por dentro mucho dolor; pero nos debe motivar la frase “prosigo a la meta, al premio”.
Pablo se comparó con un atleta corriendo por un premio, debió haber asistido a los juegos Olímpicos que se celebraban en Éfeso, pues allí vivió por 3 años, pero el premio no sería una recompensa terrenal sino el estar acepto en la presencia de Jesús, ese es el supremo llamamiento de Dios. Para Pablo, Cristo se había convertido en lo más importante, y algún día se presentaría ante El, y quería ser del agrado del Señor.
Hoy se anhela que Cristo venga, pero si entendiéramos lo que significa esa llegada, probablemente quisiéramos postergar un poco ese encuentro con Cristo. No podemos vivir una vida cristiana livianamente, como si no tuviéramos que responder ante el tribunal de Cristo.
Hermano, hay que situarnos en la pista de carreras y comenzar a vivir una vida santa, con la mirada puesta en Cristo. Recordemos la frase: “Prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.  Oración.
"Señor Jesucristo, dejaré y olvidaré los hechos tormentosos de mi pasado, proseguiré a lo que está adelante, a la meta, al premio del supremo llamamiento. Me esforzaré y perseveraré, superaré los obstáculos de la vida, viviré en santidad y correré hacia el final pues contigo soy más que vencedor. Gracias Señor, amén. Difundiendo el mensaje de Jesucristo.
¡Hasta lo último de la tierra! Usa tus redes sociales para ese propósito.
Resultado de imagen de Imagenes de pueblos en acantilados

lunes, 13 de mayo de 2019

ADORACIÓN EN ESPÍRITU Y EN VERDAD


ADORACIÓN EN ESPÍRITU Y EN VERDAD
"Más la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren”, Juan 4:23-24
Nos podemos hacer esta pregunta ¿qué es una adoración agradable a Dios? El Señor Jesús se lo reveló a la mujer samaritana en la conversación que tuvieron junto al pozo de Jacob. La mujer discutía sobre los lugares de adoración con Jesús, diciendo que los judíos adoraban en Jerusalén, mientras que los samaritanos adoraban en el monte Gerizim.
Cuando Jesús le dice que él sabía acerca de sus muchos maridos, así como el hecho de que el hombre con el cual vivía no era su marido, ella se sintió descubierta, e intentó cambiar la conversación de su vida personal y pasar a temas religiosos. Jesús no cambiaría el tema, pues quería dejar en firme sobre la verdadera adoración.
De la conversación se concluye que la adoración al Padre en espíritu y en verdad no se limita a un lugar determinado geográficamente, ni debe ser regulada por las prácticas transitorias del antiguo testamento. Con la venida de Cristo, la separación entre judíos y gentiles ya no persiste, ni tampoco la adoración en el templo, pues todos los creyentes adquirieron igual acceso a Dios a través de Cristo. La adoración se cambió a un propósito del corazón, no de las acciones exteriores, y dirigida por la Verdad y no por un rito.
La verdadera adoración debe ser "en espíritu", es decir, que involucre todo el corazón. Debe existir una verdadera pasión por Dios, para que haya adoración en espíritu. Al mismo tiempo, la adoración debe ser "en verdad", es decir, debidamente fundamentada. Si no tenemos conocimiento del Dios que adoramos, no hay adoración en verdad. Ambas son necesarias para satisfacer y honrar a Dios en adoración. Entre más profunda sea nuestra adoración, mayormente será Dios glorificado.
Hermano, Dios está buscando corazones dispuestos a hacer su voluntad, apasionados por el estudio y lectura de la Biblia. Adorar a Dios en espíritu y en verdad implica necesariamente amarlo con todo el corazón, el alma, mente y todas las fuerzas. Oración.
"Señor Jesucristo, aquí estoy dispuesto ante ti, con sencillez de corazón para hacer tu voluntad y adorarte en espíritu y en verdad, pues mi alma se apasiona por ti y mi carne te anhela. Te amo Señor con todo mi corazón, mi alma, mi mente y mis fuerzas, amén.  Difundiendo el mensaje de Jesucristo.
¡Hasta lo último de la tierra! Usa tus redes sociales para ese propósito.
Lago Moraine e Valle dei Dieci Picchi_Canada

domingo, 12 de mayo de 2019

EL TENER GOZO


EL TENER GOZO ES UNA ELECCIÓN, Y SE OBTIENE POR LA FE EN LAS PROMESAS QUE DIOS NOS HA HECHO EN SU PALABRA, Y QUE TIENEN CUMPLIMIENTO INMEDIATO.
Vivir en el gozo del Señor es un asunto de fe, de alabanza y de gratitud
Una vida de alabanza y de adoración es clave para experimentar el gozo del Señor y su consiguiente fortaleza. Dice la Palabra:
Efesios 5: 18-20 <<… sed llenos del Espíritu, hablando entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones; dando siempre gracias por todo al Dios y Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo>>
Cuando vivimos agradecidos al Señor, como dice la Palabra, “por todo”, estamos admitiendo y reconociendo el hecho de que nuestro Invisible Dios está en acción, a pesar de que a veces no pueda parecerlo.
Cuando vivimos en total agradecimiento, la paz de Dios inunda nuestros corazones por Su Espíritu, y de ellos brotan alabanzas y adoración a Dios.
Cuando uno lleva una vida así, el enemigo pierde agarre, y necesariamente deberá abandonar una y otra vez.
Recordémoslo:
¡EL GOZO DEL SEÑOR ES NUESTRA FORTALEZA!
Conclusión
El gozo del Señor no está sujeto a las circunstancias; hace que las circunstancias se sujeten a él.
El gozo del Señor es nuestra elección.
El gozo del Señor ha de ser manifiesto en las vidas de los hijos de Dios.
El gozo del Señor es característica del creyente que está en victoria.
¡EL GOZO DEL SEÑOR ES NUESTRA FORTALEZA!  Gracias Padre santo porque tu palabra nos produce paz y gozo cuando la leemos y la ponemos por obra. Difundiendo el mensaje de Jesucristo.
¡Hasta lo último de la tierra! Usa tus redes sociales para ese propósito.
Resultado de imagen de imagenes de arrecife de coral

sábado, 11 de mayo de 2019

LA EXCELENCIA DEL CONOCIMIENTO DE JESUCRISTO


LA EXCELENCIA DEL CONOCIMIENTO DE JESUCRISTO
"Pero cuantas cosas eran para mí ganancia, las he estimado como pérdida por amor de Cristo. Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo", Filipenses 3:7-8
Cuando Pablo habla de su “ganancia” se refiere a sus cartas de presentación, pues era un hombre muy culto, dominaba varios idiomas, conocía la literatura griega y hebrea, él mismo dice: “y en el judaísmo aventajaba a muchos de mis contemporáneos en mi nación, siendo mucho más celoso de las tradiciones de mis padres” (Gálatas 1:14). Después de mostrar que podía superar a muchos, y que había tantas cosas en las que él podía confiar y en las cuales él se apoyaba cuando tenía puesta su confianza en sus propios esfuerzos humanos, les indica que estaba equivocado.
Esto también es para nosotros, nos dice que tengamos cuidado de considerar los logros del pasado tan importantes, que nos aparten de Cristo. Todo lo que se pueda lograr en la vida, nada de eso tiene valor cuando se compara con la excelencia del conocimiento de Cristo. La relación de una persona con Jesucristo es más importante que cualquier otra cosa. Conocer a Cristo debe ser nuestra meta final.
Pablo se encontró con el Señor Jesucristo en el camino a Damasco, y desde allí experimentó una verdadera transformación en su vida y dejó de confiar en sus propios logros depositando su confianza en Jesucristo.
El encuentro con Cristo es un desafío, porque las cosas que antes se consideraban ganancia, ahora se convierten en una pérdida. Esta transformación nos coloca en una posición totalmente diferente. Es un andar, un caminar diario dependiendo de Dios. La pregunta es ¿Qué necesitas perder y encontrar a Cristo Jesús? Oración.
"Señor Jesucristo, que todo lo que he logrado, aún con esfuerzo, no enturbie mi relación contigo, quiero vivir para ti, solo tu llena mi alma, pues nada se compara con la excelencia del conocimiento de Cristo. Hoy pongo toda mi confianza en ti, tú eres mi prioridad y tu amor me sustenta. Te amo Señor, amén.  Difundiendo el mensaje de Jesucristo.
¡Hasta lo último de la tierra! Usa tus redes sociales para ese propósito.
Resultado de imagen de imagenes de flores plantas y arboles

viernes, 10 de mayo de 2019

No Satisfagáis Los Deseos De La Carne


No Satisfagáis Los Deseos De La Carne
16. Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne.17. Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis.
Gálatas 5:16–17
Gálatas 5:16–17. Por eso les digo: dejen que el Espíritu Santo los guíe en la vida. Entonces no se dejarán llevar por los impulsos de la naturaleza pecaminosa. 17.  La naturaleza pecaminosa desea hacer el mal, que es precisamente lo contrario de lo que quiere el Espíritu. Y el Espíritu nos da deseos que se oponen a lo que desea la naturaleza pecaminosa. Estas dos fuerzas luchan constantemente entre sí, entonces ustedes no son libres para llevar a cabo sus buenas intenciones,
El andar en el Espíritu es el camino para experimentar la victoria sobre los deseos e inclinaciones hacia lo malo y pecaminoso. La Biblia claramente nos muestra que este es el único camino que como creyentes debemos andar para vivir una vida de completa victoria. Es solo cuando nos cedemos y auxiliamos en la persona del Espíritu Santo que logramos ser libres del dominio de los deseos de nuestra naturaleza pecaminosa. Andar en el Espíritu es dejar que Él tenga Su vía. Es permanecer en comunión con Él. Es tomar decisiones a la luz de Su santidad. Es estar ocupados con Cristo, porque el ministerio del Espíritu es ocupar al creyente con el Señor Jesús.”
Habrá momentos donde los deseos de nuestra carne desearan dominarnos y llevarnos cautivos a satisfacer las lujurias y codicias dentro de nuestros corazones. Sera una guerra de dos naturalezas, ¡la nueva naturaleza contra la antigua! Mi pregunta es, ¿Cuál de las dos ganara el primer lugar? ¿A cuál de ellas le cedemos nuestros deseaos? Las LUCHA serán muy serias y nos causaran mucho daño en nuestras vidas si no cedemos y andamos en el Espíritu, “porque si vivís conforme a la carne, moriréis; más si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis” (Romanos 8:13).
Mi oración en esta mañana es que podamos creer su palabra, Filipenses 2:13 nos dice, “porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.” Comprendamos que con el socorro y ayuda del Espíritu Santo lograremos vencer la carne. No hay nada imposible si buscamos la presencia de Dios sosegadamente en oración y devoción. El Espíritu Santo tiene el poder para capacitarnos. Él está listo para fortalecernos. Le invito a que atienda el llamado de Dios, “Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil (Mateo 26:41).  Difundiendo el mensaje de Jesucristo.
¡Hasta lo último de la tierra! Usa tus redes sociales para ese propósito.
Resultado de imagen de imagenes de flores plantas y arboles

jueves, 9 de mayo de 2019

DECISIONES POR FE NO POR VISTA


DECISIONES POR FE NO POR VISTA
"Entonces Abram dijo a Lot: No haya ahora altercado entre nosotros dos, entre mis pastores y los tuyos, porque somos hermanos. ¿No está toda la tierra delante de ti? Yo te ruego que te apartes de mí. Si fueres a la mano izquierda, yo iré a la derecha; y si tú a la derecha, yo iré a la izquierda. Y alzó Lot sus ojos, y vio toda la llanura del Jordán, que toda ella era de riego, como el huerto de Jehová, como la tierra de Egipto en la dirección de Zoar, antes que destruyese Jehová a Sodoma y a Gomorra. Entonces Lot escogió para sí toda la llanura del Jordán; y se fue Lot hacia el oriente, y se apartaron el uno del otro.”, Génesis 13:8-11
La vida está llena de decisiones, sean grandes o pequeñas, siempre nos enfrentaremos a ellas. La pregunta es ¿cómo lo hacemos? Veamos un ejemplo en la Biblia: Cuando Dios llama a Abraham le dice que salga de su tierra y de su parentela, pero él decidió llevar consigo a su sobrino Lot y tarde que temprano se presenta una contienda entre los pastores del ganado de Abram y los pastores del ganado de Lot, y esto se tenía que resolver porque no debían dar mal testimonio frente a los paganos.
Para resolver, Abram pone a escoger a Lot el lugar que él quisiera. Abraham sabía que podía confiar en Dios y lo hizo porque había aprendido que Dios proveería para sus necesidades, sabía que su generosidad sería recompensada ricamente. Para Abram no importaba lo que Lot escogería, porque él confiaba que Dios iba a hacer que todo saliera para el bien de Abraham.
Lot tomó una decisión basada completamente en lo que él podía ver con sus ojos. A él sólo le importaba la abundancia material de la tierra y la hermosura de la llanura.
La fe significa que no caminamos por lo que vemos, sino por lo que sabemos que es verdadero en Dios: “Porque por fe andamos, no por vista” (2 Corintios 5:7). Abram andaba por fe; Lot sólo caminaba por vista. Fue poniendo sus tiendas hasta Sodoma y pronto Lot se convertiría en un líder de una ciudad pecaminosa. Valorando solamente las cosas que pueden ser vistas, incrementando su riqueza temporalmente, porque Lot lo perdería todo en la destrucción de Sodoma.
Después que Lot se separó de su tío, Dios quería hablar sólo con Abram y le reconfirma su promesa que sería padre de multitudes y que en él serían benditas todas las familias de la tierra.
Hermano, al tomar una decisión, el creyente debe buscar la voluntad de Dios, basada en su Palabra, pues sólo Él puede ayudarnos a tomar sabias decisiones que sean útiles a nuestra vida. El Señor siempre quiere lo mejor para nosotros.  Oración.
"Amado Padre, hay momentos de difíciles decisiones, pero sé que sólo en tu presencia, tú puedes guiarme hacia lo conveniente y correcto, porque lo que tú escoges para mí trae bendición y tu voluntad es perfecta y agradable. Te amo Señor, amén. Difundiendo el mensaje de Jesucristo.
¡Hasta lo último de la tierra! Usa tus redes sociales para ese propósito.
Resultado de imagen de imagenes de perros pequeños

miércoles, 8 de mayo de 2019

LA FAMILIA, DISEÑO DIVINO


LA FAMILIA, DISEÑO DIVINO
“Este es el libro de las generaciones de Adán. El día en que creó Dios al hombre, a semejanza de Dios lo hizo. Varón y hembra los creó; y los bendijo, y llamó el nombre de ellos Adán, el día en que fueron creados.”, Génesis 5:1-2
En esta porción bíblica el Creador estampa pinceladas fundamentales, dice: “Varón y hembra los creó; y los bendijo” entonces la voluntad de Dios es bendecir la familia, bendecir el matrimonio integrado por una mujer y un hombre. La palabra bendecir aquí se traduce del hebreo “barak” que además significa: capacidad para vivir plenamente, bendecir con abundancia. No debemos permitir que Satanás trame contra los hijos de Dios para impedir esa bendición.
El matrimonio es diseño divino, no es una creación del hombre, es una bendición de Dios para sus hijos, por tanto, no es la sociedad quien dicta cómo se conforma la familia. Ese diseño le pertenece únicamente a Dios. Lamentablemente leyes humanas transgreden los estatutos de Dios, pero como creyentes, tenemos que ser claros con los designios de Dios. La familia es un regalo de Dios que debe ser cimentada, cuidada y apreciada, y cuando sobrevengan las dificultades, el amor y la perseverancia deben resplandecer.
También la Palabra nos dice: “a semejanza de Dios lo hizo”, pero a consecuencia del pecado el hombre nace a imagen y semejanza de Adán, el hombre caído. Pero luego vino el postrer Adán, es decir Cristo, y el plan es restaurado, por eso el propósito principal de Dios con nosotros hoy, es que Cristo viva a plenitud en nuestro corazón.
Hermano cada uno de nosotros somos un plan o diseño celestial, estamos en la tierra para cumplir propósitos divinos, por tanto, dejémonos guiar por Dios a través de su Palabra, pues sin Cristo en el matrimonio el caos reina y toda la familia es afligida por el enemigo. Si no procuramos el amor de Dios dirigiendo nuestro corazón, entonces la soberbia, el orgullo, el egoísmo, la infidelidad y la indiferencia terminarán gobernando el hogar, con los dolores y consecuencias que eso implica.  Oración.
"Padre Celestial, tú eres bueno y has planeado para mí lo mejor, soy parte del plan y diseño celestial, estoy aquí en la tierra para cumplir tus propósitos. Te ruego Señor que tu verdad, tu amor y fortaleza permanezcan para siempre y sostengan mi familia. Gracias Señor, amén.   Difundiendo el mensaje de Jesucristo.
¡Hasta lo último de la tierra! Usa tus redes sociales para ese propósito.
Resultado de imagen de imagenes de volcanes en erupcion

martes, 7 de mayo de 2019

CUIDA TUS ENOJOS


CUIDA TUS ENOJOS
 “La cordura del hombre detiene su furor, Y su honra es pasar por alto su ofensa”
Todos nos enojamos por diversos motivos.
Hay ira que nos lleva a hacerles bien a otros, como cuando nos enojamos al ver alguna injusticia. Por ejemplo, la ira justa de Jesús llevó a la purificación del templo (Juan 2:13-20). Comerciantes se habían apoderado del templo reservado para la adoración y la ocupaban para vender animales para el sacrificio. El Señor Jesús los echó y restauró el lugar a su uso original.
La ira también puede desencadenar una serie de circunstancias negativas que rápidamente se van fuera de control. Decimos palabras que lastiman a otros. Por tanto, necesitamos ayuda con el enojo y debemos evitar la compañía de aquellos que influyen negativamente y convertirnos en personas crónicamente enojadas. La Biblia dice: “No te entremetas con el iracundo, ni te acompañes con el hombre de enojos, no sea que aprendas sus maneras, Y tomes lazo para tu alma”.
Evalúa tus propias actitudes y palabras. Santiago nos dice: Por esto, mis amados hermanos, todo hombre sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para airarse; porque la ira del hombre no obra la justicia de Dios.
Podemos experimentar la ira sin dejar que se convierta en pecado o permitir que traiga consecuencias negativas. La Biblia dice: Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo, ni deis lugar al diablo. Tratar con la ira el mismo día en que surge sirve como elemento prudente tanto para evitar los resultados adversos que nuestra ira puede causar como para poner freno a la actividad del diablo en nuestra vida.
Siga las instrucciones de Dios, use los principios bíblicos para vencer el enojo dañino en su vida. La blanda respuesta quita la ira; más la palabra áspera hace subir la ira.                   Oración.
"Amado Padre, gracias por tu amor, por tu misericordia por tu fidelidad y por la provisión diaria en mi vida. Hoy coloco en tu altar todo lo que produce ira en mí, aleja toda mala palabra con la cual pueda hacer daño a los demás, que de mí solo salgan palabras sabias, anhelo ser como dice tu palabra pronto para oír, tardo para hablar, tardo para airarse. Amen.                         Difundiendo el mensaje de Jesucristo.
¡Hasta lo último de la tierra! Usa tus redes sociales para ese propósito.
Resultado de imagen de imagenes de cataratas del mundo

lunes, 6 de mayo de 2019

CAMINAD UNA MILLA MÁS


CAMINAD UNA MILLA MÁS
"Oísteis que fue dicho: Ojo por ojo, y diente por diente. Pero yo os digo: No resistáis al que es malo; antes, a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, vuélvele también la otra; y al que quiera ponerte a pleito y quitarte la túnica, déjale también la capa; y a cualquiera que te obligue a llevar carga por una milla, ve con él dos. Al que te pida, dale; y al que quiera tomar de ti prestado, no se lo rehúses", Mateo 5:38-42
La humanidad tiene dos formas de vivir: con Dios o sin Dios, con normas conforme al Reino de Dios o conforme al estilo del mundo y es triste que la mayoría haya escogido vivir en el mundo, determinado por el egoísmo, que nos enseña que debemos dar lo que cada quien merece, “ojo por ojo diente por diente” pero vivir normas que son del reino de Dios es un acto de fe y es una decisión radical.
Jesús les habló a los judíos que estaban bajo el dominio del imperio Romano, y en esa época si un soldado le ordenaba a un judío que le llevara su equipaje bélico tenía que hacerlo. Pero ahora Jesús, de quien esperaban que les quitara ese yugo de encima, les dice que coloquen la otra mejilla derecha si alguien les pega en la mejilla izquierda y que si les quitan la túnica entregues también la capa, y remata, que también caminen con la carga dos millas aún si le obligaran a cargar una. Esto solo se puede cumplir cuando vivimos bajo las normas establecidas por Dios, pues en el reino de Dios hay que hacer más de lo que se pide.
Sabemos que no es fácil caminar la milla extra, implica sujeción, humildad, obediencia, pero es necesario hacerlo si queremos bendición, pues la bendición que esperamos está en la milla extra, no en la primera.
Hermano ¿Estamos dispuestos para llevar a cabo la segunda milla? La Biblia nos muestra muchos ejemplos de que las grandes cosas fueron logradas en la milla extra. Jesús de Nazaret, nuestro máximo ejemplo, dio más allá de sus propias fuerzas, se entregó a sí mismo para darnos lo mejor de él, su propia vida. Así pues, también él espera que demos lo mejor de nosotros motivados por el amor, para que aquellos que no han conocido a Jesucristo vean en nosotros que él vive por medio de nuestros actos.  Oración.
"Padre Celestial, quiero vivir y actuar de acuerdo a tus normas, sabiendo que vivir la vida en Cristo no es un sacrificio sino una consagración a ti, quiero entregarme sin límites y con gran amor. Quiero tu ayuda para caminar siempre la milla extra, quiero recibir tu bendición. Gracias Señor, amén.  Difundiendo el mensaje de Jesucristo.
¡Hasta lo último de la tierra! Usa tus redes sociales para ese propósito.
Resultado de imagen de Imagenes de Jardines

domingo, 5 de mayo de 2019

MÍRAME SEÑOR,


MÍRAME SEÑOR,
"Mírame, y ten misericordia de mí, Porque estoy solo y afligido. Las angustias de mi corazón se han aumentado; Sácame de mis congojas. Mira mi aflicción y mi trabajo, Y perdona todos mis pecados. Mira mis enemigos, cómo se han multiplicado, Y con odio violento me aborrecen. Guarda mi alma, y líbrame; No sea yo avergonzado, porque en ti confié. Integridad y rectitud me guarden, Porque en ti he esperado. Redime, oh Dios, a Israel de todas sus angustias", Sal 25:16-22
Los profetas de Dios a menudo sintieron soledad, por ejemplo, Jeremías, llamado “profeta en duelo” habla a Dios acerca de su soledad y sufrimiento, pero confió en el Señor y siguió su llamado.
Las escrituras nos cuentan que Jesús experimentó soledad en la cruz cuando dijo: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?” (Marcos 15:34b) y dice acerca de Jesús: “Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos” (Isaías 53:3). Jesús experimentó profunda soledad.
Vemos a David solitario y afligido, su petición es un resonante “mírame”, pues apela a la compasión y la misericordia de Dios. Se siente indigno, reconoce que es pecador, se humilla con actitud de arrepentimiento; pide le libere porque se ha refugiado y ha esperado en él. Busca la respuesta en Dios.  Tengo que decir que en el antiguo testamento El Espíritu Santo no estaba permanente mente en los siervos de Dios, como ahora está en la Iglesia, por eso David se sentía pecador, con esto no quiero decir que los Creyentes nacidos de nuevo no le fallemos a Dios, Porque ahora en la Gracia cuando los Hijos de Dios le fallamos es porque nos emos dejado influir por la carne desobedeciendo Al Espíritu Santo que mora en nosotros. Si yo como Hijo de Dios digo soy un pecador estoy rechazando Al Espíritu Santo que mora en mí.
A través de la Biblia, vemos que la comunión con Dios y con los creyentes es buena y deseable, pues el hombre o la mujer no fueron hechos para vivir solos, David escribió: “¡Mirad cuán bueno y cuán delicioso es Habitar los hermanos juntos en armonía! [...]; Porque allí envía Jehová bendición, Y vida eterna.” (Salmo 133:1-3). Jesús dijo a sus discípulos, “Porque donde están dos o tres reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.” (Mateo 18:20).
Pablo mostró la premura en cuanto a reparar relaciones rotas para que no estemos solos y débiles, él dijo: “no se ponga el sol sobre vuestro enojo” (Efesios 4:26b). Esto nos comunica el mensaje de que juntos tenemos un apoyo y fortaleza, para que podamos seguir haciendo nuestra parte en el plan de Dios.
Nadie está exento de la soledad y aflicción, muchas veces, nadie entiende lo que se siente en lo profundo del corazón, aunque estén rodeados de muchas personas se sienten inmensamente solos; pero en medio de la aflicción no olvidemos buscar la comunión estrecha con Dios y con otros creyentes. Oración.
"Amado Dios, levanto mi alma en oración a ti y declaro mi confianza en tu gran poder, tu Palabra ha sido una fuente de consuelo, mi pronto auxilio en la tribulación. Ruego a ti que no exista lugar en mi corazón para la soledad y la aflicción, sino llénalo de gozo y gran amor, y como David decía: Integridad y rectitud me guarden, amén.  Difundiendo el mensaje de Jesucristo.
¡Hasta lo último de la tierra! Usa tus redes sociales para ese propósito.
Resultado de imagen de imagenes de rosas preciosas

sábado, 4 de mayo de 2019

ALEGREMOS EL CORAZÓN DE DIOS

ALEGREMOS EL CORAZÓN DE DIOS
El hijo sabio alegra al padre, pero el hijo necio es tristeza de su madre”, Proverbios 10:1
Hijo mío, no te olvides de mí ley, y tu corazón guarde mis mandamientos; porque largura de días y años de vida y paz te aumentarán”, Proverbios 3:1-2
Si echamos una mirada a los hogares de nuestro mundo podríamos encontrar en la mayoría padres con una profunda tristeza, y quizás en unos pocos hogares, padres alegres y felices. En ambos casos esto está relacionado con la vida y conducta de los hijos. Siempre hemos tenido la idea que los hijos no deben sufrir por la conducta equivocada de sus padres, pero en este caso Salomón nos dice que el consuelo, la satisfacción y la alegría de los padres dependen del comportamiento de los hijos. Lo que hagan bien o lo que hagan mal afecta el ambiente familiar.
También tenemos que decir que un hijo necio generalmente se ha forma cuando no cumplimos con nuestra responsabilidad de instruirlo por el buen camino. Si desde pequeños les enseñamos el temor de Dios, podremos tener hijos sabios que tomen decisiones correctas para su vida. Como dice Proverbios 22:6 “Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él”. Unos hijos justos son aquellos que son rectos, íntegros, que tienen una excelente relación con Dios y una inmejorable relación con sus semejantes.
Los hijos sabios buscan la sabiduría de Dios, ella los dirigirá por el camino correcto y no se desviarán. Tomemos en cuenta que el principio de la sabiduría es el temor de Jehová; y el temor a Jehová es apartarse del mal.
Necio es aquel que es indiferente a la instrucción, irresponsable con sus deberes y orgulloso de sí mismo, que cree que no necesita la dirección de nadie, incluyendo a su familia. La necedad, insensatez, imprudencia de un hijo es lo que produce la tristeza de los padres.
Es importante notar que el rey Salomón no relaciona la satisfacción y felicidad de los padres con respecto al dinero, la fama, el nivel académico o el desenvolvimiento en la sociedad, sino por poseer esa virtud que puede ayudar a los hijos a conducirse de una forma racional, coherente, justa y equilibrada de acuerdo a los principios inculcados.
Cuando la Palabra de Dios habla de necedad no se refiere a una persona que carece de capacidad mental sino de una que desprecia y rechaza las pautas establecidas por Dios y por sus padres, maestros, jefes, gobernantes, etc.
Este versículo también podemos aplicarlo a nosotros como hijos de Dios, le daremos alegría a nuestro Padre celestial si andamos correctamente obedeciendo sus mandamientos. Apartémonos del pecado y la maldad que no producen ningún bien ni provecho en nuestra vida espiritual, mientras que la justicia y la rectitud nos librarán de muchas aflicciones.
Es sabio el que le cree a Dios, lo ama y lo obedece. El que escoge el temor de Dios, tendrá una felicidad duradera, largura de vida y muchas bendiciones.  Oración.
Amado Padre celestial, quiero alegrar tu corazón, no permitas que me aparte de tu Palabra, sino guardarla en
mí, para no pecar contra ti. Señor, en camíname a ser un hijo sabio y justo, para que consiga no sólo la sonrisa de los que me rodean sino la tuya. Amén. Difundiendo el mensaje de Jesucristo.

¡Hasta lo último de la tierra! Usa tus redes sociales para ese propósito. Resultado de imagen de Imagenes de Jardines

viernes, 3 de mayo de 2019

MILAGRO EN MEDIO DE LA DIFICULTAD


MILAGRO EN MEDIO DE LA DIFICULTAD
Oración.
"Además de esto escribió cartas (Senaquerib rey de los asirios) en que blasfemaba contra Jehová el Dios de Israel, y hablaba contra él, diciendo: […], tampoco el Dios de Ezequías librará al suyo de mis manos”, 2 Crónicas 32:17
“Y hablaron contra el Dios de Jerusalén, como contra los dioses de los pueblos de la tierra, que son obra de manos de hombres”, 2 Crónicas 32:19
“Y tomó Ezequías las cartas de mano de los embajadores; y después que las hubo leído, subió a la casa de Jehová, y las extendió Ezequías delante de Jehová. Y oró Ezequías delante de Jehová, diciendo: Jehová Dios de Israel, que moras entre los querubines, sólo tú eres Dios de todos los reinos de la tierra; tú hiciste el cielo y la tierra”, 2 Reyes 19:14-15
Ezequías rey de Judá, todo cuanto emprendió en el servicio de la casa de Dios, lo hizo de todo corazón, y fue prosperado, sin embargo, hubo un momento en donde su reinado fue probado, pues vino el rey de Asiria Senaquerib, e invadió Judá, con la intención de conquistarla. Ezequías, en medio de la difícil situación, se presentó delante de su Señor en adoración, pues sabía que sólo Dios podía librarlo de su dificultad y Dios estaba delante del rey Ezequías, lo que nos enseña que Dios siempre está presente cuando le buscamos; inclinará su oído a nuestro clamor.
Cuenta la Biblia que después que oró Ezequías: “Y Jehová envió un ángel, el cual destruyó a todo valiente y esforzado, y a los jefes y capitanes en el campamento del rey de Asiria. Este se volvió, por tanto, avergonzado a su tierra; y entrando en el templo de su dios, allí lo mataron a espada sus propios hijos. Así salvó Jehová a Ezequías y a los moradores de Jerusalén de las manos de Senaquerib rey de Asiria, y de las manos de todos; y les dio reposo de todos lados (2 Crónicas 32:21-22)
La biblia nos enseña que los grandes milagros y maravillas han venido de la búsqueda constante de la presencia de Dios, de la fe en sus promesas, de la dependencia de su voluntad y de la adoración incesante. Por eso, sin importar las situaciones de adversidad que estemos atravesando, nuestros pies deben correr hacia aquel que creó lo cielos y la tierra, y postrarnos en su presencia, entonces veremos los milagros en medio de la adversidad.
Hermano, quizás nosotros estamos buscando la solución en lugares equivocados, y por eso no vemos la respuesta, por tanto, acerquémonos al Dios de la Biblia, a través de Jesucristo, pues siempre nos llevará a un nivel más alto de gloria y a sus perfectos planes.     "Amado Dios, creador de los cielos y la tierra, sólo tú eres Dios de todos los reinos de la tierra, alabado seas. En momentos de dificultad y angustia, cuando se levanten contra mí, mis pies correrán hacia tu presencia, me postraré delante de ti, porque sólo tú eres mi alto refugio, mi amparo y protección. Te amo Señor, amén."   Difundiendo el mensaje de Jesucristo.
¡Hasta lo último de la tierra! Usa tus redes sociales para ese propósito.
Resultado de imagen de imagenes de orquideas hermosas

jueves, 2 de mayo de 2019

AMONESTACIÓN CONTRA LA IDOLATRÍA


AMONESTACIÓN CONTRA LA IDOLATRÍA
"Porque no quiero, hermanos, que ignoréis que nuestros padres todos estuvieron bajo la nube, y todos pasaron el mar y todos en Moisés fueron bautizados en la nube y en el mar, y todos comieron el mismo alimento espiritual, y todos bebieron la misma bebida espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la roca era Cristo. Pero de los más de ellos no se agradó Dios; por lo cual quedaron postrados en el desierto. Mas estas cosas sucedieron como ejemplos para nosotros, para que no codiciemos cosas malas, como ellos codiciaron. Ni seáis idólatras, como algunos de ellos, según está escrito: Se sentó el pueblo a comer y a beber, y se levantó a jugar”, 1 Corintios 10:1-7
En una cultura llena de idolatría y depravación moral, Pablo hace una advertencia a los corintios y utiliza para esto la historia del pueblo de Israel, quienes a pesar de haber visto los prodigios, como Dios los sacó de la esclavitud de los egipcios con mano poderosa, el dividir las aguas del mar rojo y pasar en seco, la provisión del maná del cielo y las codornices, el beber el agua de la roca, ellos se rebelaron contra Dios y cayeron en la inmoralidad e idolatría, pues Dios no se agradó de ellos y cayeron en su juicio: “por lo cual quedaron postrados en el desierto”.
Esta advertencia es también para los creyentes y hay que prestarle atención, pues el mundo hoy tiene en oferta el pecado de muchísimas maneras seductoras. La idolatría sigue siendo un serio problema, y aparece en distintas formas engañosas. Muchas veces no ponemos nuestra confianza en estatuas de madera o yeso, y esto sería lo de menos, sino en el dinero y el poder. Confiar en las cosas que sólo Dios puede proveer es idolatría. Nuestros ídolos modernos son símbolos de poder, placer o prestigio que son altamente acogidos o codiciados. Cuando comprendemos los paralelos actuales con la idolatría, las palabras de Pablo: “no codiciemos cosas malas, como ellos codiciaron”, "Ni seáis idólatras " vienen a ser más significativas.
Las advertencias de Pablo nos invitan a recordar y aplicar las lecciones que los israelitas aprendieron duramente acerca de Dios, de modo que evitemos repetir sus errores y vivamos como Dios quiere que vivamos.
Hermano nos corresponde apartarnos de todo aquello que sabemos que es idolatría e inmoralidad, y escojamos lo que es correcto, busquemos la congregación con aquellos que aman a Dios por encima de todas las cosas, evitemos la disciplina de Dios. El mismo Dios que guardó a Israel es el mismo que guarda a sus hijos hoy, pero busquemos agradarle con nuestro actuar.  Oración.
"Amado Dios, con corazón humilde me acerco a ti, mirando con detenimiento el ejemplo del pueblo de Israel y te ruego que jamás permitas que yo olvide tus hechos grandiosos y tu mano de poder con la cual me has sacado de la esclavitud del pecado, y examíname si hay rasgos de idolatría en mí y consúmelos Señor; presérvame puramente para ti. Gracias Señor, amén."  Difundiendo el mensaje de Jesucristo.
¡Hasta lo último de la tierra! Usa tus redes sociales para ese propósito.
Resultado de imagen de imagenes de perros pequeños

miércoles, 1 de mayo de 2019

NO SOMOS COMO EL RESTO DEL MUNDO


NO SOMOS COMO EL RESTO DEL MUNDO
Oración.
"Señor, tú me escogiste para andar en tu camino, tú me viste primero y decidiste que yo iba a ser tu hijo e iba a ser salvo. Quiero corresponder, ya no quiero servir en tus filas y al mismo tiempo en las del mundo, que sea mi anhelo vivir por ti y para ti sin ningún reparo, santificado en tu verdad. Amen"
 “Yo les he dado tu palabra; y el mundo los aborreció, porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal. No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad. Como tú me enviaste al mundo, así yo los he enviado al mundo. Y por ellos yo me santifico a mí mismo, para que también ellos sean santificados en la verdad. Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos, para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste”.
Frecuentemente en la vida ocurren situaciones que piden una decisión de nuestra parte, y siempre tenemos muchas opciones, pero solo una forma correcta de proceder delante de Dios. Si voy tarde al trabajo y mi jefe me pregunta porque llegué tarde la única forma correcta de proceder es decir la verdad: me levanté tarde, lo correcto sería levantarse temprano, pero la mentira siempre está delante de nosotros.
En nuestra vida cotidiana se dan todas estas situaciones en las que deberíamos honrar al Señor. Si se da cuenta en el ejemplo anterior, la mentira resultó de algo que sabiendo previamente que no debo hacer, aun así, lo hice; el pecado siempre llama más pecado y Dios no se hace el ciego ante ellos como si lo hace el mundo. El Señor Jesús oró por nosotros que hemos creído en él, para que seamos guardados del mal.
Desde la próxima y cada decisión que tomemos sea grande o pequeña, hagamos exactamente lo que Dios dice, no lo veamos como nuestro Dios grande para unas, cosas, pero el que no interviene en otras, esto claro, requiere tener a Dios como una prioridad real en nuestra vida. Finalmente, si creemos que somos sus hijos, decidamos ya no vivir de cualquier manera sino a su manera. Santifiquémonos en su verdad; su palabra es verdad.
Resultado de imagen de imagenes de perros y gatos

martes, 30 de abril de 2019

GOZO EN MEDIO DE LA PRUEBA


GOZO EN MEDIO DE LA PRUEBA
“Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese, sino gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gocéis con gran alegría.”, 1 Pedro 4: 12-13
“Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas”, Santiago 1:2
No suenan lógicas estas palabras, que tenga gozo cuando estoy pasando pruebas. ¿Quién podría mantener una actitud de gozo en una situación difícil? Si lo primero que hacemos es lamentarnos y nos parece que nadie hubiera vivido algo tan terrible como lo que estamos pasando.
Pedro escribe a los cristianos del primer siglo, quienes se estaban acercando a la gran persecución, que prontamente se desataría durante el reinado de Nerón. Nerón ya había comenzado la persecución de los creyentes en Roma, persecución que se estaba extendiendo a través de todo el imperio y Pedro les advierte lo que iban a sufrir y sufrir hasta convertirse en mártires.
Ahora podemos entender que nosotros no llegaremos a ser mártires, pero en este mundo tendremos que enfrentarnos al sufrimiento y aunque todo problema nos cause un golpe mordaz, la Biblia nos manda que nos alegremos, pues las pruebas por las cuales estamos pasando son los escenarios perfectos para que la gloria de Cristo nos sea revelada, y por medio de ello seamos afirmados en el reino de los cielos.
El desafío del cristiano será entonces entender cómo por medio de la prueba hay una oportunidad de ser bendecido con multitud de riquezas espirituales, y esto solo se logra cuando fijamos nuestra mirada en Cristo, quien nos da la fuerza para seguir avanzando; aquel quien con antelación nos hizo más que vencedores, pues Dios no permitirá que la prueba venga si no es con un propósito divino.
Lo cierto es que la prueba no es un castigo de Dios. Él dice que existe una buena razón para probarnos. Pablo dijo: “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados” (Romanos 8:28). Cuando las presiones de la prueba se sienten sobre nosotros, y somos colocados en los ímpetus de la adversidad, la tragedia y el sufrimiento, debe florecer la actitud de la fe, la absoluta confianza de que Dios lo ha permitido con un buen propósito, un objetivo elevado y noble para nosotros. Dios está actuando y produciendo algo para bien en nuestras vidas.    Oración.
"Amado Dios, tal vez me sea difícil entender, cómo por medio de una prueba seré bendecido, pero así son tus designios divinos, y mi parte debe ser siempre esperar lo mejor. Entiendo que las pruebas son el escenario perfecto para ser bendecido en gran manera, son tus planes para llevarme a un nivel más alto. Gracias Señor, amén.  Difundiendo el mensaje de Jesucristo.
¡Hasta lo último de la tierra! Usa tus redes sociales para ese propósito.
Resultado de imagen de Imagenes de caballos

lunes, 29 de abril de 2019

DIOS DE JUSTICIA Y JUICIO


DIOS DE JUSTICIA Y JUICIO
“Entonces Jehová le dijo: Por cuanto el clamor contra Sodoma y Gomorra se aumenta más y más y el pecado de ellos se ha agravado en extremo descenderé ahora, [...] Y se acercó Abraham y dijo: ¿Destruirás también al justo con el impío? Quizá haya cincuenta justos dentro de la ciudad: ¿destruirás también y no perdonarás al lugar por amor a los cincuenta justos que estén dentro de él? Lejos de ti el hacer tal, que hagas morir al justo con el impío, […] El Juez de toda la tierra, ¿no ha de hacer lo que es justo? Entonces respondió Jehová: Si hallare en Sodoma cincuenta justos dentro de la ciudad, perdonaré a todo este lugar por amor a ellos. Y Abraham replicó y dijo: […] Y volvió a decir: No se enoje ahora mi Señor, si hablare solamente una vez: quizá se hallarán allí diez. No la destruiré, respondió, por amor a los diez”, Génesis 18:20-32
El pecado de Sodoma había llegado al colmo; por eso, la tierra emitió un clamor desde ese lugar. Dios respondió para establecer justicia y juicio, pero no sin antes contarle a su amigo Abraham, “Y Jehová dijo: ¿Encubriré yo a Abraham lo que voy a hacer,…? (Génesis 18:17-18)
Abraham intercede por Sodoma, pues su sobrino Lot y su familia residen allí, y lamentablemente no había 50, ni 45, ni 30, ni aún 10 justos. Cuando llegó a los diez, Abraham detuvo su intercesión, tal vez ni aún el número completo de la familia de Lot hallaba justificación a los ojos de Dios.
El corazón de Dios no es de venganza, sino de justicia. Pero antes de hacer juicio, Él muestra su misericordia llamando al arrepentimiento. La Biblia claramente dice que Dios no quiere la muerte del impío, sino que se arrepientan y vivan. “Diles: Vivo yo, dice Jehová el Señor, que no quiero la muerte del impío, sino que se vuelva el impío de su camino, y que viva. Volveos, volveos de vuestros malos caminos” (Ezequiel 33: 11a)
En ocasiones la maldad del mundo nos lleva a preguntarnos, por qué Dios no actúa frente a los malos como con Sodoma. Quisiéramos ver de inmediato el castigo y a veces hasta quisiéramos que les lloviera fuego. Pero Dios es inmensamente paciente, amoroso y justo, dice la Biblia “Jehová, tardo para la ira y grande en misericordia, que perdona la iniquidad y la rebelión, aunque de ningún modo tendrá por inocente al culpable” (Números 14:18)- El Señor siempre hace justicia y da a los que hacen iniquidad el justo pago por sus acciones.
Maravillosa es la misericordia de Dios para con el mundo de hoy, pero también dice la Palabra: “¡Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo!” (hebreos 10:31), por tanto, el arrepentimiento está en nuestras manos, pues terribles consecuencias traen el pecado.          Oración.
"Amado Dios, quiero en oración buscar tu rostro, convertirme de mis malos caminos, para que tú me escuches desde los cielos, y perdones mis pecados, libera mi alma de todo lo que es contrario a tu santidad. Quiero caminar en rectitud, para que tus justos juicios sean gratos a mí vida y desde hoy bendeciré tu nombre para siempre, amén.   Difundiendo el mensaje de Jesucristo.
¡Hasta lo último de la tierra! Usa tus redes sociales para ese propósito.
Resultado de imagen de imagenes de geranios de colores