jueves, 31 de mayo de 2018

ACUDE A DIOS... ¡AHORA!


ACUDE A DIOS... ¡AHORA!

Ahora sí, toda esperanza humana de ayuda se agotó por completo, las “fuentes” que antes estaban a tu disposición se secaron, se consumieron. Has comprobado que nadie puede ayudarte ante este mar de urgencias imposibles de resolver.

En este caso, nadie puede ayudarte...
¡Solo Dios!
¡Créelo!

Alzaré mis ojos a los montes;
¿De dónde vendrá mi socorro?
Mi socorro viene de Dios,
que hizo los cielos y la tierra.
Salmo 121:1-2

No hay nada imposible para el creador y sustentador del universo, pero necesitas creer que así es...

“Porque nada hay imposible para Dios”
Lucas 1:37




ACUDE A DIOS...
¡Orando en el nombre de Jesucristo!

“Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré”
Juan 14:13-14

Dios sabe de qué cosas tienes necesidad precisamente en estos instantes, pero debes creer; ya que sin fe es imposible agradarle.

“Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve...     Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan”
Hebreos 11:1,6




ACUDE A DIOS...
¡Reconociendo tu dependencia de él!

Reconoce tu dependencia absoluta de Dios y persevera orando en todo momento, aunque no veas por ningún lado queden esperanzas humanas.

¡Dios te oye!
Está cercano a ti...
Sabe lo que necesitas.

“Echa sobre el Eterno Dios tu carga, y él te sustentará;
no dejará para siempre caído al justo”
Salmo 55:27




ACUDE A DIOS,
¡AHORA!

“En cuanto a mí, a Dios clamaré, y él te salvará.
Tarde y mañana y a mediodía oraré; y él oirá mi voz”
Salmo 55:16-17

miércoles, 30 de mayo de 2018

Nunca Mires hacia Atrás


Nunca Mires hacia Atrás. Génesis. C.19.  Dios nos hizo para ser victoriosos. Desde un principio el propósito de Dios era que el hombre sojuzgara la tierra es decir que la gobernara.
Pero si el propósito de Dios es que seamos victoriosos entonces ¿por qué podemos ver a tanta gente y sobre todo a cristianos que viven en fracaso?
La culpa definitivamente no es de Dios el todo lo dispuso en la creación para que el hombre fuera de triunfo en triunfo.
Hay algo que ha determinado el fracaso del hombre.
Este mal se ha entronizado en el corazón de mucha gente. Este mal es que al hombre le cuesta mantener su mirada en la meta. Siempre encuentra algo que lo desvía de lo que quiere. Este mal es mirar hacia atrás y no hacia adelante.
Lot tuvo el privilegio de poder experimentar la presencia de Dios. V 1 “Llegaron, pues, los dos ángeles a Sodoma a la caída de la tarde; y Lot estaba sentado a la puerta de Sodoma. Y viéndolos Lot, se levantó a recibirlos, y se inclinó hacia el suelo,”
Lot había experimentado la protección directa de Dios. V 10 “Entonces los varones alargaron la mano, y metieron a Lot en casa con ellos, y cerraron la puerta.” tuvo la oportunidad de ver a Dios en acción, El peleo por Lot. V 11 “Y a los hombres que estaban a la puerta de la casa hirieron con ceguera desde el menor hasta el mayor, de manera que se fatigaban buscando la puerta.”
Lot había logrado algo maravilloso la misericordia de Dios gracias a la intercesión de su tío Abraham. V 12-13 “Y dijeron los varones a Lot: ¿Tienes aquí alguno más? Yernos, y tus hijos y tus hijas, y todo lo que tienes en la ciudad, sácalo de este lugar;  19:13 porque vamos a destruir este lugar, por cuanto el clamor contra ellos ha subido de cierto delante de Jehová; por tanto, Jehová nos ha enviado para destruirlo.”
Este varón tuvo la oportunidad de sentir la protección de Dios de manera personal, pudo experimentarlo físicamente. V 16 “Y deteniéndose él, los varones asieron de su mano, y de la mano de su mujer y de las manos de sus dos hijas, según la misericordia de Jehová para con él; y lo sacaron y lo pusieron fuera de la ciudad”
La esposa de Lot estaba con él y es apenas lógico que ella también experimento todas estas vivencias maravillosas con Dios. Pero a pesar de todo esto asombroso ella cometió un error…Miro hacia atrás. V 26 “Entonces la mujer de Lot miró atrás, a espaldas de él, y se volvió estatua de sal”
Muchos cristianos teniendo muchas cosas por las cuales agradecer a Dios y por lo cual deberían vivir felices no lo pueden lograr porque todavía les cuesta dejar de mirar atrás.
Mirar atrás es anhelar lo que hemos dejado. Dios no castigo a la mujer de Lot solo por mirar, lo que sucede es que ella todavía tenía dolor por desprenderse de lo que dejaba.
El pueblo de Israel empezó a fallar porque recordaba y vivía del pasado. No podía olvidar la comodidad de Egipto. Éxodo 16: 3 “y les decían los hijos de Israel: Ojalá hubiéramos muerto por mano de Jehová en la tierra de Egipto, cuando nos sentábamos a las ollas de carne, cuando comíamos pan hasta saciarnos; pues nos habéis sacado a este desierto para matar de hambre a toda esta multitud”
El vivir del pasado nos encadena. Hay personas que no pueden avanzar porque viven de lo que paso de lo bueno o de lo malo que hicieron. Como cristianos tenemos que caminar no mirando atrás. Filipenses 3.  12. No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús.
13. Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante,
14. prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.

martes, 29 de mayo de 2018

DIOS TE LIBRARA


ANTE LA ADVERSIDAD QUE TE AMENAZA... ¡DIOS TE LIBRARA!

En medio de esas circunstancias oscuras e inciertas, recibes la Palabra directa y oportuna de Dios; su iluminación interior te produce la PAZ inalterable que supera todo entendimiento, aunque a tu alrededor rujan feroces tormentas o te encuentres en medio de áridos e interminables desiertos.

Toma para ti el siguiente consejo bíblico...

“No temas...     No se debiliten tus manos; el Eterno Dios está en medio de ti, poderoso, él salvará”
Sofonías 3:16-17

Dios sabe por lo que estás pasando justo en estos momentos, sabe cómo te sientes ahora. No ignora el temor intenso que te aprisiona, ni la incertidumbre que te atormenta día y noche; por eso te anima, fortalece y te da esperanza.

Toda tu historia personal se mantiene bajo su control soberano, aunque te sientas totalmente a la deriva.




ANTE LA ADVERSIDAD QUE TE AMENAZA,
¡DIOS TE LIBRARA!

Todas las trampas que cuidadosamente han preparado tus oponentes quedarán al descubierto y no tendrán efecto sobre ti.

“Ninguna arma forjada contra ti prosperará, y condenarás toda lengua que se levante contra ti en juicio”
Isaías 54:17


Gozarás de su cobertura en medio de las advertencias y juicios que derramará sobre el mundo.

“Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra”
Apocalipsis 3:10


Dale las gracias anticipadas por lo que hará a tu favor, con la certeza plena que no conocerás la frustración.

“Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús”
Filipenses 4:6-7

lunes, 28 de mayo de 2018

CUANDO TU INTERIOR ES ILUMINADO


CUANDO TU INTERIOR ES ILUMINADO...

Dios se comunica contigo por medio de la Biblia, es su voz eterna, fiel y verdadera; es su Palabra inspirada.

“Toda la escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda obra buena”
2 Timoteo 3:16-17

Él te lo demostró con claridad en días pasados, no se trató de una coincidencia.

“Pues le has visto,
y el que habla contigo, él es”
Juan 9:37

Es por eso, que no debes tomar “a la ligera” su lectura, estudio y reflexión personal; necesitas dedicarle un buen tiempo cada día y persistir en ello.

“Persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quien has aprendido”
2 Timoteo 3:14

Será en la medida que te expongas a la reflexión bíblica, como tu interior será iluminado con su luz sobrenatural.

“La exposición de tus Palabras ALUMBRA;
hace entender a los simples”
Salmo 119:130.




CUANDO TU INTERIOR ES ILUMINADO...

Cuando tu interior es iluminado, “ves” a Jesucristo como la revelación plena y suficiente de Dios.

¡Tus ojos son abiertos!
¡Ves la realidad de Dios!


Cuando tu interior es iluminado, “oyes” la voz clara y directa de Dios hablándote por medio de Jesucristo.

¡Tus oídos son abiertos!
¡Adquieres discernimiento espiritual!


Cuando tu interior es iluminado, crees en las enseñanzas y en las promesas de Dios aunque superen la barrera de la lógica.

¡Tu fe se afirma!
¡Le crees a Dios!


Cuando tu interior es iluminado, obedeces incondicionalmente a Dios con espontaneidad y persistencia.

¡Vives en su voluntad perfecta!
¡Avanzas contra la corriente!


Cuando tu interior es iluminado, difundes por todos los medios posibles a tu alcance la Palabra de Dios.

¡Te conviertes en un faro potente de su luz!
¡Vives para lo que Dios te creó!


Cuando tu  interior es iluminado, estableces de manera correcta el orden de tus prioridades...

¡Dios ocupa el centro de tu vida!
¡Nada es más importante que Dios!


Cuando tu interior es iluminado, se produce la paz de Dios que sobrepasa todo entendimiento, aunque a tu alrededor te amenacen fieras y oscuras tormentas.

¡Descansas y esperas en él!
¡Confías en su atención personalizada!

domingo, 27 de mayo de 2018

BUSCA CADA DIA EL CONSEJO DE DIOS


BUSCA CADA DIA EL CONSEJO DE DIOS.


Dios te habla claro, directo y oportunamente por medio de la Biblia; cada vez que te dispones a reflexionar en su contenido, el Espíritu Santo ilumina tu entendimiento, dándote así la capacidad para asimilar su consejo.

El consejo de Dios que recibas a diario, es precisamente lo que él quiere que recuerdes, que lo practiques y lo compartas.




BUSCA CADA DIA EL CONSEJO DE DIOS.

Búscalo, para que tus convicciones en el mensaje del evangelio se mantengan firmes y permanentes; búscalo, para que tus convicciones en sus promesas, sean motivo de paz y seguridad en medio de toda circunstancia.

“Hijo mío, no se aparten estas cosas de tus ojos; guarda la ley y el consejo, y serán vida a tu alma, y gracia a tu cuello. Entonces andarás por tu camino confiadamente, Y tu pie no tropezará. Cuando te acuestes, no tendrás temor, Sino que te acostarás, y tu sueño será grato. No tendrás temor de pavor repentino, Ni de la ruina de los impíos cuando viniere, porque Jehová será tu confianza, Y él preservará tu pie de quedar preso”
Proverbios 3:21-26


Dios te habla claro, directo y oportunamente por medio de la Biblia; cada vez que te dispones a reflexionar en su contenido, el Espíritu Santo ilumina tu entendimiento, dándote así la capacidad para asimilar su consejo.

El consejo de Dios que recibas a diario, es precisamente lo que él quiere que recuerdes, que lo practiques y lo compartas.




BUSCA CADA DIA EL CONSEJO DE DIOS.

Búscalo, para que tus convicciones en el mensaje del evangelio se mantengan firmes y permanentes; búscalo, para que tus convicciones en sus promesas, sean motivo de paz y seguridad en medio de toda circunstancia.

“Hijo mío, no se aparten estas cosas de tus ojos; guarda la ley y el consejo, y serán vida a tu alma, y gracia a tu cuello. Entonces andarás por tu camino confiadamente, Y tu pie no tropezará. Cuando te acuestes, no tendrás temor, Sino que te acostarás, y tu sueño será grato. No tendrás temor de pavor repentino, Ni de la ruina de los impíos cuando viniere, porque Jehová será tu confianza, Y él preservará tu pie de quedar preso”
Proverbios 3:21-26

sábado, 26 de mayo de 2018

¡LA SANA DOCTRINA!


EL EVANGELIO DE JESUCRISTO... ¡LA SANA DOCTRINA!

El centro de la enseñanza bíblica está en Jesucristo, la Palabra Eterna de Dios visible a los hombres.

¡Jesucristo es la revelación eterna de Dios!

“En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Este era en el principio con Dios. Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho”
Juan 1:1-3

“Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad”
Juan 1:14

“A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer”
Juan 1:18


Jesucristo es la Buena Noticia que Dios le revela a la humanidad, para que por medio de él obtengamos el perdón de nuestros pecados, la salvación y la vida eterna.

“Y en ningún otro hay salvación, porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres en que podamos ser salvos”
Hechos 4:12

¡Él lo afirma!
“Yo soy el camino, la verdad y la vida;
nadie viene al Padre, sino por mi”
Juan 14:6


Jesucristo, por ser el Dios Eterno, transmite su VIDA a todo aquel que en él cree.

“Yo soy la resurrección y la vida,
el que cree en mi aunque este muerte vivirá”
Juan 11:25




EL EVANGELIO DE JESUCRISTO...
¡LA SANA DOCTRINA!

El evangelio de Jesucristo, cuyo mensaje ya estaba prefigurado desde el Antiguo Testamento, es “el misterio que había estado oculto desde los siglos y edades, pero que ahora ha sido manifestado...” Colosenses 1:26.

El evangelio de Jesucristo es la sana doctrina que hemos de creer, perseverar y difundir.

Pidámosle a Dios que su Espíritu Santo ponga en nuestros corazones convicciones firmes y permanentes en sus enseñanzas.

Oír a Jesucristo, es oír a Dios.
Creer a Jesucristo, es creerle a Dios.
Obedecer a Jesucristo, es obedecer a Dios.
Acercarse a Jesucristo, es acercarse a Dios.

“Acerquémonos, pues confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro”
Heb 4:16




JESUCRISTO...
¡LA IMAGEN DEL DIOS INVISIBLE!

“Jesucristo es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación. Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él”

“Jesucristo él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten; y él es la cabeza del cuerpo que es la iglesia, él que es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga la preeminencia; por cuanto agradó al Padre que en él habitase toda plenitud, y por medio de él reconciliar consigo todas las cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz”
Colosenses 1:15-20




JESUCRISTO...
¡ESPERANZA DE VIDA ETERNA!

“La esperanza de la vida eterna, el cual Dios que no miente, prometió desde antes del principio de los siglos”
Tito 1:2

viernes, 25 de mayo de 2018

HACIA LA META DEFINITIVA


HACIA LA META DEFINITIVA.

La meta definitiva de todo cristiano es el Reino Eterno de Dios. No sabemos cuánto tiempo permaneceremos “aquí” en la tierra; por eso, es importante no perder la visión de nuestro destino.

¡Vamos de paso!
¡Estamos en tránsito!
¡Prosigamos hacia la meta!

“Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra. Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios. Cuando Cristo, vuestra vida, se manifieste, entonces vosotros también seréis manifestados con él en gloria”
Colosenses 3:1-4


Pongámonos bajo la disposición total de Dios para que nos indique por donde ir y hacia dónde ir; para que nos conduzca y nos abra aquellas puertas que deben ser abiertas, y nos cierre aquellas que deben permanecer cerradas.

“Encomienda al Eterno Dios tu camino,
 Y confía en él; y él hará”
Salmo 37:5

Mucho cuidado con estancarnos, desviarnos o retroceder ante los diversos obstáculos que se nos presenten, necesitamos mucha firmeza y determinación para enfrentarlos.      Mucho cuidado con las trampas que nuestros oponentes nos han colocado en el camino; pidámosle a Dios que nos ayude a identificarlas y evadirlas.

“Con todo mi corazón te he buscado;
No me dejes desviarme de tus mandamientos”
Salmo 119:10




PROSIGAMOS HACIA LA META DEFINITIVA.

Manteniéndonos firmes en los lineamientos establecidos en la Palabra de Dios.

Sembrando ininterrumpidamente la Palabra de Dios mientras dure nuestro trayecto.

Descansando en la cobertura continua de Dios en donde estemos o vayamos.

“Prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús”
Filipenses 3:14

jueves, 24 de mayo de 2018

ATENCIÓN!... AHORA ES EL TIEMPO

En cualquier momento, cuando nadie lo espere, Dios destruirá las obras que se edificaron sobre el fundamento de la soberbia, la rebeldía, el robo y la corrupción.

Ay de aquellos gobernantes que se han adueñado de los pueblos y los han llevado a la peor de las miserias, en el momento menos pensado, sus “fortalezas” serán derribadas. Dios ya decretó su sentencia...

“He aquí, yo traigo mis palabras sobre esta ciudad para mal y no para bien”
Jeremías 3:16


“¡Ay de la ciudad rebelde y contaminada y opresora! No escuchó la voz, ni recibió la corrección; no confió en el Dios Eterno, no se acercó a su Dios. Sus príncipes en medio de ella son leones rugientes; sus jueces, lobos nocturnos que no dejan hueso para la mañana. Sus profetas son livianos, hombres prevaricadores; sus sacerdotes contaminaron el santuario, falsearon la ley. Dios en medio de ella es justo, no hará iniquidad; de mañana sacará a luz su juicio, nunca faltará; pero el perverso no conoce la vergüenza”
Sofonías 3:1-5




¡AHORA ES EL TIEMPO!

Para poner atención a las advertencias de Dios.

Para arrepentirse de los pecados.

Para acogerse bajo la amnistía que Dios ofrece por medio de Jesucristo.

Para abstenerse de toda maldad.

Para sembrar la semilla del evangelio de Jesucristo.




¡MUCHA ATENCION!

“Pero los cielos y la tierra que existen ahora, están reservados por la misma palabra, guardados para el fuego en el día del juicio y de la perdición de los hombres impíos. Mas, oh amados, no ignoréis esto: que para con el Señor un día es como mil años, y mil años como un día.

El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento. Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas.

Puesto que todas estas cosas han de ser deshechas, ¡cómo no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir, esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos, encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se fundirán!

Pero nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia”

2 Pedro 3:7-13

miércoles, 23 de mayo de 2018

DENTRO DE “ESE PROCESO” RESTAURADOR


DENTRO DE “ESE PROCESO” RESTAURADOR...

No sabes qué sucederá en el transcurso de las horas que tienes por delante; pero de lo que sí debes tener la plena certeza, es que nada se sale del control soberano de Dios, aunque los vientos contrarios azoten en tu contra.

“Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó. ¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?”
Romanos 8:28-31


Dentro de ese proceso restaurador, que sea la PAZ de Dios la que gobierne tu interior, aunque los conflictos circunstanciales amenacen acabar contigo.

Lo que Dios ha diseñado y destinado para ti, nadie podrá arrebatártelo, ni impedir que llegue a tus manos; esa es la razón por la que suceden acontecimientos que aparentemente no tienen nada que ver contigo, pero que están “conectados” entre sí para beneficiarte...     ¡Después lo comprobarás!

Además, al final de tu tránsito terrenal no habrás corrido en vano por este valle de lágrimas, llegarás a la Patria Celestial a la cual siempre has pertenecido.

Aunque no comprendas nada...
¡Dios cumplirá sus planes eternos en ti!

“Más el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca. A él sea la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén”
1 Pedro 5:10-11

martes, 22 de mayo de 2018

¡LA VERDAD Y TODA LA VERDAD!


¡LA VERDAD Y TODA LA VERDAD! - 1 Juan 2:18–27
“¡No importa lo que creas, con tal que seas sincero!” Esta es la filosofía de mucha gente hoy en día. ¿Es la “sinceridad” el ingrediente mágico que convierte algo en verdadero? Si eso fuera verdad, entonces podríamos aplicarlo a cualquier área de la vida. ¡No sólo a la religión!

POR EJEMPLO, una enfermera en un hospital le da la medicina equivocada a un paciente, y éste tiene una reacción terrible. La enfermera fue sincera, pero el remedio fue el equivocado, y el paciente casi se muere.

Una noche, un señor escuchó ruidos en su casa, y pensó, “Uy, ¡debe de haber un ladrón! ¡Así que! Cogió la pistola y le disparó al “ladrón”, que resultó siendo su propia hija. Como ella no podía dormir, se había levantado para comer algo. La chica terminó siendo la víctima de la “sinceridad” de su papá. Él pensó “sinceramente” que era un ladrón.

Se necesita más que “sinceridad” PARA CONVERTIR ALGO “en verdadero”. Creer en una mentira siempre trae problemas. Creer en la verdad nunca está fuera de lugar. ¡Lo que la gente cree, ¡IMPORTA!

Si una persona quiere manejar su carro hacia el OESTE de la ciudad, por mucha sinceridad que tenga, si la autopista que ha tomado la lleva al ESTE, nunca LLEGARÁ al OESTE de la ciudad.

Una persona, que es realmente auténtica, edifica su vida en la verdad. No con supersticiones ni con mentiras. Es imposible vivir una vida verdadera, cuando estás creyendo en mentiras.

EMPECEMOS EN ORACIÓN

Padre, es tan importante creer en la verdad. ¡En tu verdad! Por muy sinceros que queramos ser, si no es la verdad, puede traernos problemas y dolores de cabeza. Lo que creemos, ¡importa! Queremos vivir vidas auténticas… genuinas... verdaderas.

Queremos glorificarte y adorarte. Señor, derrama tu Espíritu Santo sobre nosotros, llénanos del amor y sabiduría de Cristo para vivir la vida cristiana con poder. Transfórmanos a la imagen de tu Hijo. Háblanos a través de tu Palabra. En el nombre de Jesús

lunes, 21 de mayo de 2018

JESÚS MULTIPLICA LOS PECES Y LOS PANES


JESÚS MULTIPLICA LOS PECES Y LOS PANES
Es fundamental administrar bien todo lo que Dios nos da. Recordemos que Adán no administró bien lo que Dios le entregó, por qué? Porque no siguió el mandamiento de Dios.

Pensó que podía hacerlo mejor por su propia cuenta (sin Dios). Creyó que era posible quebrantar las leyes divinas, y salir bien librado. Cristo es también llamado el postrer Adán, quien vino a restaurar las incorrectas acciones del primer Adán. En éste pasaje vemos cómo Jesús sigue la dirección divina (la de su Padre Celestial)…   



                                                                                                                                                            
“Entonces tomó los cinco panes y los dos peces, y levantando los ojos al cielo, bendijo, y partió los panes, y dio a sus discípulos para que los pusiesen delante; y repartió los dos peces entre todos. Y comieron todos, y se saciaron. Y recogieron de los pedazos doce cestas llenas, y de lo que sobró de los peces. Y los que comieron eran cinco mil hombres”, Mr. 6:41-44.

Es necesario reconocer que Dios es nuestro proveedor. Jesús recibió lo que los discípulos habían encontrado (cinco panes y dos peces), y “miró al cielo” señal de reconocimiento, de dependencia, de adoración. El salmista lo dijo así: “¿De dónde vendrá mi socorro? Mi socorro de Jehová que hizo los cielos y la tierra” (Sal. 121:2). Cuando nuestros ojos están en él, nunca seremos decepcionados.  

El Señor Jesús “bendijo” los cinco panes y los dos peces, o como dice en otras versiones: “dio gracias a Dios”. La ingratitud nos aleja de la bendición divina, por ej: Israel por el desierto continuamente se quejó y murmuró (se quejaron por el camino que les había tocado, por la provisión del maná, por la escasez de agua, por los enemigos encontrados en el desierto, por el líder que Dios había puesto, etc).



Aquí vemos a nuestro Maestro, a Jesús, dando gracias (aunque en primera instancia no era suficiente para todos, aunque pudo haber dicho a sus discípulos: “muchachos esperaba algo más”, no se quejó sino que dio gracias…). Recordemos que la misma Escritura nos aconseja: “Entrad por sus puertas con acción de gracias”.       

Aprendemos aquí que los milagros están precedidos de la gratitud. Sí el quejarse, murmurar, preocuparse, o angustiarse, solucionara los problemas no habría dificultades en el mundo. Al observar la Escritura, vemos que Dios nos enseña a ser agradecidos en todas las circunstancias, aún en las difíciles, pues esto nos ayuda a tener una perspectiva diferente:

Veremos los problemas como una oportunidad para crecer, para conocer más a Dios, para avanzar hacia el propósito divino… Miles de personas aquel día fueron testigos de uno de los más grandes milagros en el ministerio terrenal de Jesús, pues se alimentaron 5.000 varones sin contar mujeres y niños, habían seguido y buscado a Jesús, y él no los decepcionó.

Reflexión final: Concluimos que nuestro corazón debe ser agradecido con Dios en todo momento, y más bien debemos caminar con él para ver su obra sobrenatural, pues quienes le siguieron a éste lugar de Galilea fueron testigos y bendecidos por los milagros y las palabras de vida del Señor Jesús.

domingo, 20 de mayo de 2018

María Magdalena


María Magdalena
“María estaba fuera llorando junto al sepulcro; y mientras lloraba, se inclinó para mirar dentro del sepulcro; y vio a dos ángeles… que estaban sentados el uno a la cabecera, y el otro a los pies, donde el cuerpo de Jesús había sido puesto. Y le dijeron: Mujer, ¿por qué lloras? Les dijo: Porque se han llevado a mi Señor, y no sé dónde le han puesto” (Juan 20:11-13). Y detrás de ella apareció un hombre que le hizo la misma pregunta.
– “Señor, si tú lo has llevado, dime dónde lo has puesto, y yo lo llevaré”, le dijo María.
le contestó él.
Ese hombre era Jesús resucitado que la llamaba por su nombre. Entonces le confió un maravilloso mensaje: “Ve a mis hermanos, y diles: Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios”.
Un encuentro así, entre el gran Dios salvador y una mujer sanada de siete demonios, nos interpela. Aquel a quien había visto clavado en una cruz y colocado en una tumba había resucitado. Había vencido a Satanás y a la muerte. Iba a subir al cielo nuevamente, pero su corazón no había cambiado. En su divino amor acababa de dar su vida por María Magdalena y por todos los que creyeran en él.
Jesús, muerto y resucitado, Salvador todopoderoso, es aún hoy el único camino para disfrutar de la felicidad eterna. Jesús está cerca de usted. Háblele con sus propias palabras; su respuesta será inmediata. Una plenitud de paz lo llenará por toda la eternidad. Su respuesta será inmediata. Una plenitud de paz lo llenará por toda la eternidad.

sábado, 19 de mayo de 2018

Las bodas de Caná


Juan 2 RVR1960 - Las bodas de Caná. Jesús realiza su primera señal milagrosa en la boda en Caná, al convertir el agua en vino.  Esta era una “señal” para mostrar que un cambio se estaba realizando.  Un nuevo día estaba comenzando y el vino viejo ya estaba hecho, pero ahora un nuevo vino estaba acá.  El antiguo pacto se acabó y ahora hay un nuevo pacto.  Marcos 2:22 dice “Ni nadie echa vino nuevo en odres viejos. De otra manera, el vino rompe los odres, y se pierde el vino y también los odres. Más bien, el vino nuevo se echa en odres nuevos.” (RVA15)

Jesús es el nuevo vino.  Lucas 22:20 dice: “De la misma manera tomó la copa después de la cena, y dijo: —Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que es derramada por ustedes.”  Jesús es el nuevo pacto.  Jesús nos muestra  una gran señal en la boda, Él es el nuevo vino y el nuevo pacto, pero también nos “reveló su gloria.”

Jesús reveló su gloria al convertir el agua en vino.  Jesús nos muestra Su poder sobre el mundo material y Su gloria como Creador de todas las cosas.

A través de este pasaje podemos ver cuáles eran las dos razones las cuales llevó a sus primeros seguidores a esta boda.  Primero, porque podrían ver en la boda la humanidad de Jesús: Él comió, bebió, durmió, tenía familia, que su madre se llamaba María y aún que asistía a bodas.  Segundo, ellos aprendieron que Jesús era divino al mostrarles Su identidad celestial al cambiar una sustancia física en otra.  En esta boda, Jesús les revela a sus primeros seguidores su humanidad y su deidad.  Jesús es hombre y Dios.

Juan 2:11 dice: “… y sus discípulos creyeron en él.” Sus nuevos seguidores toman otro paso de fe, lo cual demuestra que iba a ser un largo viaje de fe.  Ellos creían por fe que Jesús era humano y era divino.  Pasa tiempo hoy reflexionando en la humanidad y la divinidad de Jesús.
Cuando vienes a Cristo y le entregas tu vida, dándole a Dios el control de la misma, todo cambia y es nuevo, en 2 Cor. 5:17, leemos: “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas”. Entonces vive de acuerdo a esa nueva vida y deja que Cristo brille en Ti.

viernes, 18 de mayo de 2018

Jesús Resucita Al Hijo De La Viuda En Nain


Jesús Resucita Al Hijo De La Viuda En Nain
Si Jesús resucito al hijo de la viuda, no podrá El también resucitar lo que está muerto en tu vida?
Todo entierro es triste pero este era de los más tristes. Perdió a su marido, a su hijo único y su esperanza. Era desesperante. Esa multitud prueba que era muy amada. (v. 12). No pudieron hacer nada. Pasado triste, presente amargo (hijo), futuro sin esperanza. Nuestra condición espiritualmente es esta: (Efesios 2:2, 3, 12).

Lucas 7:11–17
11Aconteció después, que él iba a la ciudad que se llama Naín, e iban con él muchos de sus discípulos, y una gran multitud. 12Cuando llegó cerca de la puerta de la ciudad, he aquí que llevaban a enterrar a un difunto, hijo único de su madre, la cual era viuda; y había con ella mucha gente de la ciudad. 13Y cuando el Señor la vio, se compadeció de ella, y le dijo: No llores. 14Y acercándose, tocó el féretro; y los que lo llevaban se detuvieron. Y dijo: Joven, a ti te digo, levántate. 15Entonces se incorporó el que había muerto, y comenzó a hablar. Y lo dio a su madre. 16Y todos tuvieron miedo, y glorificaban a Dios, diciendo: Un gran profeta se ha levantado entre nosotros; y: Dios ha visitado a su pueblo. 17Y se extendió la fama de él por toda Judea, y por toda la región de alrededor.

El encuentro de dos cortejos

Uno que entra (v. 11), otro que sale (v. 12). La vida frente a la muerte. No es casualidad, sino providencia. (Mateo 1:21; Hebreos 2:14; Juan 11:25). Esa mujer llevaba a enterrar lo más querido que tenía. Jesús no responde a la fe de la mujer y menos a la del muerto. Se cumple la profecía de Zacarías 10:6-8: “Visitado y redimido.”

La compasión y el consuelo que da Jesús
En el v. 9 se maravilla de la fe del centurión. A la viuda la consuela y se compadece de ella.  (v. 12) A veces Dios tiene que quebrantar el corazón para recordarnos nuestra necesidad de Jesús y ser salvos. “No llores” vino a quitar la causa del llanto y a darnos alegría. No solo del corazón de la viuda sino de todo el pueblo. (vv. 16, 17). ¡Qué gloriosa esperanza! Se acerca el día esperado. (Isaías 25:8, 9).

La vida resucitada que da Jesús
1. Consuela: Sólo Jesús puede decir: “No llores.” (Juan 14:1-6). 2. Interviene: Tocó el féretro. Su contacto dio vida. 3. Mandato: El poder irresistible de su Palabra. (Juan 5:24-28). Resucitó a tres personas. 1. A la hija de Jairo en la casa, les dijo que le diesen de comer.

2. Al hijo de la viuda, en el camino, comenzó a hablar (testimonio).

3. Lázaro, en el cementerio, pidió que lo desataran y que lo dejaran ir. Jesús vino precisamente a destruir la muerte. (Hebreos 2:14, 15).

Los gloriosos resultados
Se lo entregó a su madre, (v. 15). Su tesoro, sostén, vida y satisfacción. Resurrección es reunión, adoración y salvación eterna.

Temor: Es el principio de la sabiduría. (v. 16; Salmo 90:12).

Dios nos libra, alimenta y salva. (Éxodo 3:7-9; Rut. 1:6; Juan 3:16).

Oye su voz: “A ti te digo ‘LEVANTATE’, serás un resucitado.”

La vida sin Dios es cual cortejo fúnebre. Él te encuentra hoy.
Ábrele la puerta de tu corazón  

jueves, 17 de mayo de 2018

Yo soy el buen pastor



Yo soy el buen pastor
Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas, y las mías me conocen, así como el Padre me conoce, y yo conozco al Padre; y pongo mi vida por las ovejas. Juan 10:14-15.

El Señor es mi pastor; nada me faltará. Salmo 23:1.
Jesús no es sólo un pastor, sino el pastor, o más bien, “el buen pastor”. En la Escritura el pastor es la imagen de un conductor espiritual. En Israel había muchos jefes religiosos y, a menudo, eran malos pastores que no cuidaban a las ovejas (Ezequiel 34:4). Jesús no se presenta como un jefe religioso, sino como el Mesías, el único pastor que Dios daba al mundo y a quien los profetas anunciaban.

¿Por qué él es “el buen pastor”? Porque sólo él venía de Dios y traía la verdad. Esto es cierto, pero no es la única razón. El buen pastor, a quien pertenecen las ovejas, está puesto en contraste con aquel que sólo cuida el rebaño por un salario, mientras que el buen pastor da su vida por ellas. La abnegación del Salvador hasta la muerte le da el tan hermoso título de “buen pastor”.

Al haber dado su vida para salvar a las ovejas, ¡con cuánto más cuidado y amor las conduce! Conoce a cada una de ellas por su nombre y a su vez cada una de ellas conoce la voz del buen pastor. Las falsas doctrinas pueden abundar, pero sólo el Señor debe guardar la autoridad en nosotros mediante su Palabra.

Bajo su custodia estamos seguros. Ninguna fuerza exterior ni debilidad interior pueden arrebatarnos de la mano del buen pastor. En Lucas 15:3-7 él mismo lleva su oveja sobre sus hombros hasta la casa.

miércoles, 16 de mayo de 2018



La samaritana y Jesús

Alrededor de todo el mundo, todo ser humano anda en busca de amor, anda necesitado de afecto, de aprecio, quiere ser aceptado por otros, tiene un vacío en el corazón que él quiere que sea llenado, porque lo han llenado con cosas vanas y pasajera que no le han servido de nada (licor, cigarrillos, marihuana, drogas, prostitutas, homosexualismo, ser travesti, etc.) quiero decirte que el único que puede llenar ese espacio vacío en tu corazón y llenarlo de amor verdadero; es Dios.

Juan 4:6 Eran como las doce del día, y Jesús estaba cansado del viaje. Por eso se sentó a la orilla del pozo, 7-8 mientras los discípulos iban al pueblo a comprar comida. En eso, una mujer de Samaria llegó a sacar agua del pozo. Jesús le dijo a la mujer: Dame un poco de agua. 9 Como los judíos no se llevaban bien con los de Samaria,  la mujer le preguntó: ¡Pero si usted es judío! ¿Cómo es que me pide agua a mí, que soy samaritana? Las casualidades no existen, esta mujer que llega al pozo esta falta de amor, su corazón anda buscando pero sigue vacío, esta mujer le contesta a Jesús de esta manera, porque me pide agua a mí, podría ser un rechazo por ser hombre y ella está herida, o por las diferencias entre judíos y samaritanos.

Juan 4:10  Jesús le respondió: Tú no sabes lo que Dios quiere darte, y tampoco sabes quién soy yo. Si lo supieras, tú me pedirías agua, y yo te daría el agua que da vida. 11 La mujer le dijo: Señor, ni siquiera tiene usted con qué sacar agua de este pozo profundo. ¿Cómo va a darme esa agua? Jesús que conoce todos los corazones; ve el de esta mujer necesitada de amor y le dice: tú no sabes la misericordia que Dios quiere hacer hoy contigo, lo que Dios te quiere dar es mucho más grande y mejor que el agua de este pozo, Jesús le habla de limpiar todos sus pecados y de regalarle una nueva vida en Cristo Jesús y llenar su corazón de verdadero amor.

Juan 4:13 Jesús le contestó: Cualquiera que bebe del agua de este pozo vuelve a tener sed, 14 pero el que beba del agua que yo doy nunca más tendrá sed. Porque esa agua es como un manantial del que brota vida eterna. 15 Entonces la mujer le dijo: Señor, deme usted de esa agua, para que yo no vuelva a tener sed, ni tenga que venir aquí a sacarla. Jesús le dijo cualquiera que quiera buscar en este mundo amor, volverá a tener necesidad nuevamente, pero el amor que yo te ofrezco es grande y te llevara a la vida eterna, entonces la mujer le dice: deme de ese amor para que ya no tenga que seguir buscando.

Jua4:16 Jesús le dijo: Ve a llamar a tu esposo y regresa aquí con él. 4:17 No tengo esposo respondió la mujer. Jesús le dijo: Es cierto, 18 porque has tenido cinco, y el hombre con el que ahora vives no es tu esposo. 19 Al oír esto, la mujer le dijo: Señor, me parece que usted es un profeta. 25  La mujer le dijo: Yo sé que va a venir el Mesías, a quien también llamamos el Cristo. Cuando él venga, nos explicará todas las cosas. 26 Jesús le dijo: Yo soy el Mesías. Yo soy, el que habla contigo. Podemos ver el cuadro de una mujer que quería ser feliz, quería amor, quería aprecio, quería ser respetada y ser tratada bien; Jesús quería restaurar su vida y darle el ese amor que ella buscaba, un amor eterno, no pasajero, no mentiroso, no traicionero, es mi forma de pensar: creo que esta mujer era hermosa, pues ya había tenido cinco maridos, ellos se acercaron a ella atraídos por su belleza, pero al igual que el primero, el segundo hasta el quinto en ninguno de ellos; ella encontró el amor que llenar el vacío de su corazón, que satisficiera su necesidad de sentirse amada, por eso ella ya no quería casarse, estaba probando con una relación sin compromisos, sin lazos matrimoniales, pero tampoco le funciono, pero ahora ella experimentaba el amor de Dios a través de Jesucristo y al sentir que ese vacío se llenó, salió corriendo a contárselo a todos.

Juan 4:28 La mujer dejó su cántaro, se fue al pueblo y le dijo a la gente: 29 Vengan a ver a un hombre que sabe todo lo que he hecho en la vida. ¡Podría ser el Mesías! 30 Entonces la gente salió del pueblo y fue a buscar a Jesús. Cuando tu experimentes en carne propia como Dios ha llenado el vacío de tu corazón; serás como esta mujer, correrás y no descansaras de decirle a otros lo que Dios ha hecho contigo, esa es la actitud que Dios quiere de todos nosotros que al recibir la palabra con gozo y alegría vallamos  a compartir con otros el mensaje de amor y salvación de Dios a través de Jesucristo su hijo amado.

Juan 4:39 Mucha gente que vivía en ese pueblo de Samaria creyó en Jesús, porque la mujer les había dicho: Él sabe todo lo que he hecho en la vida. 40 Por eso, cuando la gente del pueblo llegó a donde estaba Jesús, le rogó que se quedara con ellos. Él se quedó allí dos días, 41 y muchas otras personas creyeron al oír lo que él decía. Podemos ver como una mujer falta de amor, al sentir que su corazón es llenado de amor, con gozo va y le dice a todos: tengo un nuevo amor, tengo un nuevo amor, que me da gozo, felicidad, el vacío de mi corazón ha sido llenado por el amor de Jesucristo, el hijo de Dios, y mucha gente que conocía a esta mujer al ver su cambio, su felicidad y su gozo también creyó a Dios y es más creyeron que Dios podía cambiarlos a todos por eso el pueblo vino y le dijo a Jesús quédate con nosotros. Porque como aquella mujer samaritana habían muchos más en el pueblo que también buscaban ese amor, querían que el vacío de su corazón fuera llenado con algo eterno y no con cosas pasajeras (vicios, prostitutas, drogas, homosexualismo, travesti, etc.).



Hoy en día hay miles de personas al rededor del mundo que caminan con un gran vacío en su corazón, quiero decirte: Solo Jesucristo el hijo de Dios lo puede llenar de un amor leal, fiel, justo, santo, puro, sin engaño, no traicionero y un amor tan grande que te llevara  a la vida eterna, no sigas caminando por la calle con ese vacío dentro de ti que te mortifica y mata, no esperas más ven a Jesús de Nazaret y deja que llene tu corazón.

Juan 4:42 La gente le dijo a la mujer: Ahora creemos, no por lo que tú nos dijiste, sino porque nosotros mismos lo hemos oído; y sabemos que en verdad él es el Salvador del mundo. Un pueblo entero fue sanado de su corazón; Dios los lleno de amor, y ellos mismos le dicen a la mujer ya no creemos al verte feliz llena de gozo, ahora creemos porque Jesucristo lleno nuestras vidas de amor, ahora creemos que él es el hijo de Dios, el salvador, porque salvo nuestras vidas de la amargura, el rencor, la falta de perdón, los falsos y mentirosos amores de este mundo. La verdad imagina lo que dice la palabra de Dios: Como los judíos no se llevaban bien con los de Samaria, mira que milagro tan grande, un pueblo necesitado de amor, que fueron rotos sus prejuicios, fueron sanados de verdad sus corazones que no les importo que ellos fueran judíos, lo que ellos anhelaban y necesitaban lo encontraron en Jesús, su corazón fue lleno de amor, gozo, paz y alegría.

No esperes mas ya no sigas buscando en este mundo, perverso y engañosos, ven a Jesús él puede restaurar tu ser interior y llenarte de amor, solo él tiene el poder de poder cambiar el corazón del hombre a través de el mismo.

Tú no estás solo, Dios te ama y está siempre contigo.
Dios te bendiga, y que el amor del Padre, el amor de Jesucristo y la unción de su espíritu Santo este siempre contigo, en el nombre de Jesús, amen.

martes, 15 de mayo de 2018

Cuando Dios está en el asunto


Cuando Dios está en el asunto la cantidad de Hombre para ganar una batalla no cuenta. Esto fue lo que le sucedió a Gedeón
“Llegó Gedeón al Jordán y lo pasaron él y los trescientos hombres que traía consigo, cansados, pero todavía persiguiendo a los de Madián.” (Jueces 8:4, RV1995).

Jueces 7:1 nos dice que Gedeón y sus 32,000 hombres estaban a punto de iniciar la guerra en contra de los madianitas, quienes contaban con más de 100,000 soldados. Esta no sería una batalla muy pareja.

Dios le dijo a Gedeón y a sus hombres, “Ahora, pues, haz pregonar esto a oídos del pueblo: Quien tema y se estremezca, que madrugue y regrese a su casa desde el monte de Galaad.”(ver Jueces 7:3).

Observemos que 22,000 hombres abandonaron la tropa y solamente quedaron 10,000. Y Dios le dijo a Gedeón, “Aún son demasiados; llévalos a beber agua y allí los pondré a prueba. Del que yo te diga: “Vaya este contigo”, irá contigo; pero de cualquiera que yo te diga: “Que éste no vaya contigo”, el tal no irá. (Jueces 7:4, RV1995)

Por lo tanto, ¡ahora solamente serían 300 contra 100,000!

Entrada la noche y con únicamente 300 soldados, Gedeón ingresó al campamentos de los madianitas y escuchó a dos soldados madianitas hablar. Un soldado le decía al otro, “—He tenido un sueño: Veía un pan de cebada que rodaba hasta el campamento de Madián. Llegó a la tienda y la golpeó de tal manera que cayó; la trastornó de arriba abajo y la tienda cayó. Su compañero respondió: —Esto no representa otra cosa sino la espada de Gedeón hijo de Joás, varón de Israel. Dios ha entregado en sus manos a los madianitas con todo el campamento.” (7:13-14).

¡Aquello que Gedeón escuchó alentó su alma y él empezó a creer que podía ganar la batalla! ¿Cuál fue su reacción?

“Cuando Gedeón oyó el relato del sueño y su interpretación, adoró. (7:15)¡Gedeón empezó a alabar! El propósito de Dios al llevarnos a un lugar de victoria en medio de nuestro abatimiento, en medio de nuestro dolor, es provocar en nosotros el exaltar y adorar a Jesucristo.

Dios no quiere solamente obtener la victoria en su vida al auxiliarle con sus finanzas, al ayudarle con su matrimonio. Por supuesto que Él lo ayudará con todas estas cosas, pero lo que Dios realmente anhela es que su pueblo lo adore a Él.