domingo, 19 de abril de 2009

David huye a Samuel


1 Samuel 19 -

CAPÍTULO 19
Versículos 1-10. Jonatán reconcilia a su padre con David-Saúl trata de matarlo otra vez. 11-24. David huye a Samuel.

Vv. 1-10.¡Qué convincentes son las palabras rectas! Por un tiempo Saúl estuvo convencido de lo irracional de su enemistad contra David; pero continuó con su rencor. Tan incurable es el odio de la simiente de la serpiente contra la de la mujer; tan engañoso y perverso es el corazón del hombre sin la gracia de Dios, Jeremías 17, 9.

Vv. 11-24.La estratagema de Mical para ganar tiempo hasta que David estuviera lejos era permisible, pero su falsedad no tuvo ni siquiera la defensa de la necesidad para excusarla y manifiesta que ella no estaba bajo la influencia del mismo espíritu de piedad revelado que había dictado las palabras de Jonatán a Saúl.
David hizo de Dios su refugio al huir a Samuel. Éste, como profeta, era el mejor habilitado para aconsejarle qué hacer en ese momento peligroso. Halló poco reposo o satisfacción en la corte de Saúl, por tanto, fue a buscarlo en la iglesia de Samuel. Cuán poco es el placer que tienen en este mundo los que tienen una vida de comunión con Dios; a eso regresó David en el momento difícil. Con tanta impaciencia buscaba Saúl la sangre de David, tan inquieto estaba en su contra, que aunque una providencia tras otra le frustraron, no lograba darse cuenta que David estaba bajo la protección especial de Dios.
Cuando Dios toma este camino para proteger a David, hasta Saúl profetiza. Muchos tienen grandes dones, pero nada de gracia; pueden profetizar en el nombre de Cristo, pero son desconocidos por Él. Procuremos diariamente renovar la gracia que será en nosotros como pozo de agua que brota para la vida eterna. Aferrémonos a la verdad y la santidad con propósito pleno del corazón. En todo peligro y problema busquemos la protección, el consuelo y la dirección de las ordenanzas de Dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada