martes, 21 de abril de 2009

David con Ahimelec


1 Samuel 21 -

CAPÍTULO 21
Versículos 1-9. David con Ahimelec. 10-15. David se finge loco en Gat.

Vv. 1-9.David, en problemas, huyó al tabernáculo de Dios. Gran consuelo en el día difícil es que tengamos un Dios al cual acudir, al cual podemos presentar nuestro caso y al cual podemos pedir y esperar dirección.
David le dijo a Ahimelec una tremenda mentira. ¿Qué diremos a esto? La Escritura no lo oculta, y no nos atrevamos a justificarlo; estuvo mal hecho y tuvo malas consecuencias, porque ocasionó la muerte de los sacerdotes del Señor. David, después reflexionó sobre esto con arrepentimento. David tenía gran fe y valor, pero ambos le fallaron; cayó torpemente por temor y cobardía, y debido a la debilidad de su fe. Si hubiera confiado correctamente en Dios, no hubiera usado ese cuento triste y pecaminoso para su supervivencia. Está escrito, no para que lo imitemos, ni siquiera en los mayores aprietos, sino como advertencia para nosotros. David pidió pan y espada a Ahimelec. Este supuso que podían comer del pan de la proposición. El Hijo de David enseña, a partir de esto, que la misericordia es mejor que los sacrificios; que las observancias rituales deben dar preferencia a los deberes morales.
Doeg entró en el tabernáculo tanto como David. Poco sabemos con qué corazón viene la gente a la casa de Dios, ni del uso que harán de la pretendida devoción. Si muchos vienen con corazón sencillo a servir a su Dios, otros vienen a observar a sus maestros y se convierten en acusadores. Sólo Dios y lo que ocurra pueden distinguir entre un David y un Doeg cuando ambos están en el tabernáculo.

Vv. 10-15.El perseguido pueblo de Dios ha hallado a menudo un mejor trato de los filisteos, que de los israelitas. David tenía razón para poner su confianza en Aquis, pero empezó a temer. Su conducta fue degradante y se mostró vacilante en su fe y valor. Mientras más sencillamente confiemos en Dios y le obedezcamos, más cómoda y seguramente caminaremos por este problemático mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada