martes, 16 de junio de 2009

Segundo Misterio del agua


° Segundo Misterio.- El agua es un puente para entrar a otra dimensión.

¿Qué pasa cuando uno se sumerge?; usted hoy puede respirar, ir al campo, exhalar, inhalar, pero antes vivías en otra dimensión, en el agua, en el líquido amniótico del vientre de la madre. En El libro de Juan 3:4-6 dice la Biblia: … Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo ya viejo? ¿Acaso puede entrar por segunda vez en el vientre de su madre y nacer? (V 5) Jesús respondió:En verdad, en verdad te digo que el que no nace de agua y del Espíritu no puede entrar en el reino de Dios. (V 6) Lo que es nacido de la carne, carne es, y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es.

Quiero que entienda que Dios manda los espíritus a la tierra, pero para entrar se necesita un puente, una puerta dimensional, y el agua es ese puente para entrar en otra atmósfera, acaso no dice Eclesiastés 11:9 En una mujer encinta lo que hay es un embrión y lógicamente hay huesos que se están formando, y si hay huesos, hay un espíritu, entonces los envían a la tierra. Nuestro Señor Jesús le explicaba a Nicodemo que para nacer de nuevo debía ser sumergido, que tenía que nacer del agua, es decir nacer de nuevo y así poder entrar al reino de Dios, este Nicodemo no era una persona cualquiera, dice mi Biblia que era fariseo, otras dicen que era un hombre prominente, La DHH dice que era un hombre muy importante, sabía mucha Biblia, pero no había entendido que para entrar en el reino de Dios había que cruzar un puente, que es el agua.

Nacer de nuevo, no es mas que entrar a la dimensión donde Dios manda y reina.

Durante la santa cena dice que nuestro Señor Jesús se levantó, se quitó su manto y se ciñó una toalla, después hecho agua en una vasija y comenzó a lavarles los pies a sus discípulos. ¿Por qué el Señor les lavó los pies?; ¿Por qué con agua?; si bien lo pudo hacer con aceite o con vino; ¿Qué hay en el agua?- No es nada más que un puente para entrar en otra dimensión. Cuando se atraviesa ese puente que te conecta con otra dimensión, con el espíritu, entras en la atmósfera del reino, pides algo y Dios lo materializa; es traer lo que no se ve, a lo que se ve; Abraham llamó de las cosas invisibles a lo visible y tuvo un hijo cuando ya era prácticamente imposible; cuando has nacido de nuevo aprendes que se debe adorar en espíritu y en verdad, pero si no has nacido de nuevo no lo puedes entender.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada