viernes, 26 de junio de 2009

6. Dios Mira ciudades


6. Dios Mira ciudades

(Jeremías 13:26) Por lo cual yo también te levantaré las faldas sobre tu rostro, para que se vea tu vergüenza. (13:27) En tus adulterios y en tus relinchos, en la bajeza de tu prostitución sobre las colinas del campo, he visto tus abominaciones. ¡Ay de ti, Jerusalén! ¿Hasta cuándo seguirás sin purificarte?

Servidoras de que sirve que andes con velo, que aquí te sujetes y en tu casa no, cuando tu esposo te pide comida y tu respuesta es ¡Cociná vos si querés!, o como algunas que están embarazadas de dos semanas y solo pasan, cielo barré, cielo trapeá, cielo cociná, todo lo hace el hombre y ella fingiendo.- Dios te ve. En el libro de Ezequiel menciona algunas cosas que los ancianos hacían en el templo y dice que habían pintado en sus paredes dibujos pornográficos y decían: No nos ve Jehová, pero yo quiero decirte que: Dios mira todo. Dios es como un apicultor que conoce a todas las abejas, y ve todo transparente, puede ver todo lo que sucede en la colmena, puede ver que no todos trabajan, esos se llaman zánganos, lo que quiero decirte es que Dios ve a la iglesia como una colmena, ve a todos, Dios sabe el que trabaja para que lo miren o el que trabaja para la obra, Dios nos ve como una colmena de vidrio.


CONCLUSION

Este mensaje sirve para que te prepares, dice mi Biblia en (Amos 4:12) Por tanto, de esta manera te haré a ti, oh Israel; y porque te he de hacer esto, prepárate para venir al encuentro de tu Dios, oh Israel.

Prepárate para cuando Dios venga porque nos van a juzgar por todo lo que hacemos, después de este mensaje pecar debe ser más peleado y cuando pase una filistea di: Estos ojos son solo para mi esposa y recuerda: Dios te ve. Cuando te hagan propuestas indecorosas, Dios te ve. Si un hermanito te llama para cantarte un corito en lo oscurito: Dios te ve. ¿Cuáles son tus planes?, El ojo de Dios te ve. Estás haciendo algo deshonesto: Dios te ve

Hay una realidad, yo no la entiendo, es muy alta pero por el Espíritu de Dios entendí que el ojo de Dios está adentro de mí. Vamos a buscar la santidad, vamos a pelear esta batalla sabiendo siempre que Dios nos ve.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada