sábado, 22 de agosto de 2009

LA RANA OPTIMISTA


Dos ranas, una optimista y otra pesimista, cayeron al mismo tiempo
en dos vasijas que contenían leche. La rana pesimista dice:
“No puedo salir de este cacharro, porque las paredes son muy lisas.
No puedo respirar en la leche, voy a asfixiarme, estoy perdida.
” Y, en efecto, se asfixia y muere.
La rana optimista no sabe tampoco qué hacer; pero como es optimista
trata de hacer algo y se agita en todos sentidos. Como se está
moviendo continuamente, bate la leche con tanto vigor que ésta se
transforma en mantequilla. La rana entonces se sienta sobre la
mantequilla y puede respirar libremente. Esto prueba que quien
posee un carácter optimista hace siempre algo, aun cuando no sepa
qué hacer para salir en una situación difícil; pero sigue luchando
y confiando en Dios y él es poderoso para hacernos
“más que vencedores.”

Eclesiastés 9:10, Romanos 12:11; 13:11, Efesios 5:14.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada