martes, 11 de agosto de 2009

Ester 5


Ester 5 -

CAPÍTULO 5
Versículos 1-8. La solicitud de Ester es recibida. 9-14. Amán se prepara para ahorcar a Mardoqueo.

Vv. 1-8.Habiendo prevalecido delante de Dios, como Jacob, Ester tuvo también poder sobre los hombres. El que pierda su vida por Dios la salvará, o la hallará en una vida mejor.
El rey le dio ánimo. Que nos sirva de estímulo para orar siempre a Dios y no desmayar. Ester se presentó ante un hombre soberbio e imperioso, pero nosotros nos presentamos ante el Dios de amor y gracia. Ella no fue llamada pero nosotros, sí; el Espíritu dice: Ven y la Esposa dice: Voy. Ella tenía en su contra una ley, nosotros tenemos a favor una promesa, muchas promesas. Pedid y se os dará. Ella no tenía un amigo que la acompañara o rogara por ella; por el contrario, el favorito del rey, era su enemigo; pero nosotros tenemos un Abogado ante el Padre, y éste se complace en Él. Por tanto, acerquémonos confiadamente al trono de la gracia.
Dios puso en el corazón de Ester demorar un día más su petición; no sabía lo que iba a pasar esa noche, pero Dios sí.

Vv. 9-14.Este relato de Amán es un comentario de Proverbios xxi, 24. Los que se admiran y se halagan a sí mismos, se engañan. Mientras más alto asciende Amán, más se impacienta cuando lo tratan con desdén, y más se enfurece por ello. La afrenta de Mardoqueo echó todo a perder. Una leve afrenta, que un hombre humilde apenas notaría, atormenta al orgulloso, hasta la locura y echa a perder todas sus alegrías. A los dispuestos a incomodarse nunca les faltará algo por lo cual irritarse. Así son los hombres soberbios; aunque tienen mucho de qué ocuparse, si no tienen todo según su gusto, es como nada para ellos. Muchos dicen que el orgulloso, con su despliegue de pompa y espectáculo, es feliz, pero es un pensamiento errado. Muchos que moran en pobres cabañas se sienten mucho menos inquietos que el rico con todas las fantasiosas ventajas que lo rodean. El que no conoce a Cristo es pobre aunque sea rico, porque está completamente desprovisto del único que es la riqueza verdadera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada