lunes, 17 de agosto de 2009

El grupo correcto


El grupo correcto

Pocos son los que la hallan.

Mateo 7:14

Quienes son atraídos por el Espíritu de Dios para que entren por la puerta estrecha y anden por el camino angosto están en el grupo espiritual correcto. Quienes están en el grupo espiritual equivocado son todos los paganos y cristianos nominales, todos los ateos y devotos fanáticos superficiales, todos los teístas nominales y humanistas seculares, y personas de todos los grupos étnicos y económicos que no tienen una fe salvadora en Jesucristo. Entran por la puerta ancha y van por el camino espacioso que lleva a la destrucción.

Jesús dij "Muchos son llamados, y pocos escogidos" (Mt. 22:14). El grupo correcto no es pequeño sencillamente porque la puerta de entrada es demasiado estrecha o el camino es muy limitado. Los creyentes son pocos porque muchas personas se niegan a arrepentirse de sus pecados y a confiar en Cristo para salvación. Prefieren morir en las tinieblas (vea Jn. 3:19).

Todo el que quiera ir a Jesucristo puede hacerlo con la ayuda de Dios: "Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí; y al que a mí viene, no le echo fuera" (Jn. 6:37). Y quienes van a Cristo estarán para siempre en el correcto grupo espiritual. Cuidado con los falsos profetas

Se levantarán falsos Cristos y falsos profetas, y harán señales y prodigios, para engañar.

Marcos 13:22

Ha habido falsos profetas desde principios de la historia redentora (vea Dt. 13:1--5), y siempre encuentran quienes los oigan. En su sermón del Olivar, Jesús advirtió: "Mirad que nadie os engañe. Porque vendrán muchos en mi nombre... y a muchos engañarán" (Mt. 24:4--5). Años después el apóstol Juan les dijo a sus lectores que "muchos engañadores han salido por el mundo" (2 Jn. 7).

Los falsos profetas siempre han disfrutado de algún grado de popularidad porque muchas personas no quieren oír la verdad. Así que Juan exhortó a todos los creyentes: "Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo" (1 Jn. 4:1).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada