lunes, 8 de noviembre de 2010

¿Tu Vida Pondrás Por Mí?



Pasaje clave: Juan 13:36-38.



C. Que permanezco en su Palabra. (Juan 8:31).

Poner la vida por Cristo es vivir de acuerdo a lo que dice la Palabra de Dios. Ella debe dirigir mis pasos, mis decisiones. Pero para vivir de acuerdo a la Biblia, hay algo básico. Debo conocerla.

¿Leo la Biblia cada día? ¿Medito en ella? ¿Escucho la enseñanza con atención?

Tu vida responderá de acuerdo a aquella con lo que la has llenado. Si la llenás de T.V. responderás como un actor, si la llenás de los periódicos, responderás con pesimismo, pero si la llenás con la Palabra, vas a actuar como un imitador de Cristo.

¿Por qué tantos creyentes viven como títeres del diablo? Porque ignoran las Escrituras y el poder de Dios. Poner la vida por Cristo es vivir de acuerdo a lo que la Biblia enseña.

D. Que lavo los pies de mis hermanos. (Juan 13:14).

Poner la vida por Cristo tiene relación directa con el trato que tenemos con nuestros hermanos. Jesús dijo que lo que hagamos a uno de sus pequeñitos, se lo hacíamos a él.

Cuando Caín mató a Abel, intentó justificarse preguntándole a Dios “Soy yo acaso guarda de mi hermano.” El silencio de Dios fue una respuesta contundente.

¿Qué significa lavar los pies de mis hermanos? Lo que Jesús hizo mostró el gran valor que los discípulos tenían para él. Lo que yo haga por mis hermanos, mostrará lo que ellos valen para mi. ¿Cómo lavo los pies de mis hermanos?

Amándoles y orando por ellos.
Estando con ellos en sus necesidades.
Ayudándoles a seguir a Cristo. Con mi ejemplo y exhortación.
Perdonándoles sus ofensas.
No siendo tropiezo a sus vidas.
E. Que estoy dispuesto a correr peligros por él. (Hechos 9:1).

En nuestra realidad, la vida no corre peligro por seguir a Cristo. Tenemos la bendición de vivir en un país con libertad de culto y es algo que debemos aprovechar. ¿Pero podemos aplicar esta situación a nosotros? ¿Qué significa dentro de nuestra realidad correr peligros por él ?

Respetar nuestra fe delante de cualquier persona y en cualquier situación.

“Si alguien habla mal del evangelio delante nuestro…”

No comprometer nuestras creencias para quedar bien con alguien.

“Si tus amigos te piden compartir un boleto de lotería…”

Asumir las consecuencias que implique el obedecer a Dios. “Si tu jefe te pide que mientas en algo, o si no… Poner la vida por Cristo significa asumir cualquier riesgo por él.

F. Que doy fruto. (Juan 15:8).

Alguien que pone su vida por Cristo será fructífero. Si estoy rendido a él, la consecuencia será fruto en mi vida. Para poner mi vida por Cristo, debo morir, esta es la condición indispensable para llevar fruto:

Llevar fruto es reproducir en otros lo que Dios me ha dado. Es compartir la vida que está en mí con otras personas.

¿Estás compartiendo tu fe con otros? ¿Estás consolidando a otros en su fe? ¿Sos parte de una célula (grupo pequeño, red)?

Si no llevo fruto, no estoy glorificando a Dios. Puedo cantar todo el día, pero en el cielo, Dios tiene ángeles que cantan mejor que yo, puedo decirle las cosas más hermosas e impresionantes, pero ¿podrá eso sorprender a Dios? Lo que realmente impresiona a Dios y le da gloria es cuando nosotros llegamos a amar a los demás de la misma forma en que fuimos amados por Dios.

Ud. que dice que ama las almas y quiere ver su iglesia llena:

¿Ora por ellas? ¿Da testimonio de Cristo? ¿Está consolidando a personas en estos días? ¿Cómo recibe a los que vienen?

Poner la vida por Cristo es llevar fruto de vidas que le conocen.

Conclusión

¿Tu vida pondrás por mí? preguntó Jesús a Pedro. ¿Qué le contestaríamos nosotros hoy? Lo que hacemos, ¿qué indica? Cuando a Pedro le preguntaron si conocía a Jesús, él lo negó.

A veces con nuestras palabras no lo negamos, pero ¿qué dicen nuestros hechos? Poner nuestra vida por Cristo es algo bien práctico. ¿Lo estás haciendo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada