sábado, 2 de julio de 2016

ESCRITURA:

ESCRITURA:
Mateo 6:32: “Pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas.”
San Agustín dijo una vez que fuimos creados con un vacío donde sólo calza Dios. Estamos de acuerdo. Solamente Dios puede llenar los deseos más profundos de nuestros corazones. No existe nada que pueda satisfacerle, sino exclusivamente su relación con Dios. No porque Él sea un dictador que le obliga a vivir la vida tal como Él la impone. ¿Quién conoce mejor cómo satisfacer sus anhelos más profundos que quien le hizo? Como su Creador, Dios puede ver cuáles serán sus necesidades el día de mañana y las que tendrá en diez años. Por consiguiente, ¿no cree que Él está al tanto de lo que usted necesita hoy?
PUNTO DE ACCIÓN:
¿Qué necesita usted hoy? Note que no le preguntamos que es lo que “quiere.” ¿Sabe su Padre qué es? Entonces confíe, Él le proveerá. ESCRITURA:
Lucas 23:43: “Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso.”
Leí una vez acerca de un hombre que viajaba en un avión durante una impetuosa tormenta. Incluso la aeromoza estaba un poco nerviosa. No obstante, había una señora que tarareaba el himno “EN JESUCRISTO, EL REY DE PAZ” (Blessed Assurance). Ella parecía estar tranquila. El hombre le preguntó: “Señora, ¿no tiene miedo?” Ella contestó: “Para nada. Yo le he entregado mi corazón a Jesucristo. No hace mucho tiempo, una de mis hijas murió. Ella era una preciosa creyente y ahora está en el cielo. Tengo otra hija que vive en Denver, a donde este avión se dirige. Verdaderamente no me afecta a cuál de mis dos hijas vaya a visitar.”
Jesús le dijo a un hombre que colgaba de una cruz sangrienta: “Hoy estarás conmigo en el paraíso.”
PUNTO DE ACCIÓN:
Si usted muriese hoy, ¿en dónde pasaría su eternidad? ¿En dónde la pasaría su familia?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada