miércoles, 2 de mayo de 2012

Casos de Rebelión- Antiguo Testamento



Casos de Rebelión- Antiguo Testamento
ADAN Y EVA
Génesis 2:16-17     Génesis 3:1-6

Dios les da una orden a Adán y a Eva
Cuando los mando los puso bajo Su autoridad.
El pecado no fue que comieron, sino que desobedecieron.
En el orden de la creación, Dios creo primero a Adán y luego a Eva.
A Adán lo creo y le delego autoridad y a Eva la creo para que estuviera sujeta.

Esta orden de prioridades tanto en el Antiguo y Nuevo Testamento permanecen como el orden básico de sujeción o de delegación.

En el hogar:
Padre
Madre
Mayor a menor

Eva no tomo consejo de su marido y tomo su propia decisión.
Ella vio lo que era agradable a sus ojos.
Su decisión no fue de sumisión, sino su propia voluntad.
Rebelarse contra la autoridad que representa a Dios es lo mismo que rebelarse contra Dios.
Eva deshonro su cabeza.
Su cabeza – Adán
La cabeza de Adán- Dios
Eva fue puesta bajo doble autoridad- Dios y Adán

Su decisión fue gobernada por desobediencia
A medida que se aumenta la obediencia, se reducen las propias acciones (el yo).
La mucha actividad no quiere decir que nos estamos sujetando porque muchas obras se hacen por el yo y no en obediencia a Dios.

Dios nos pide que respetemos a nuestro marido. Respeto es obedecer a su palabra.
Nuestra responsabilidad es obedecerlo a el en sus decisiones; nuestro marido es responsable delante de Dios como líder espiritual del hogar.

Nuestras acciones no deben ser gobernadas por el conocimiento del bien y del mal.
Deben ser gobernadas por un sentimiento de obediencia.
El bien y el mal esta en las manos de Dios (Dios esta en control de todo ello, nosotros solo tenemos que ser obedientes a El).

Esto nos dejo graves consecuencias y nos dejo derrotados.
Destituidos de la gloria de Dios
Por un hombre perdimos toda esperanza, pero también por un hombre, Jesucristo, tenemos una esperanza viva. Todo depende en nuestra obediencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada